Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Si eres conductor y te vas de viaje al extranjero, tienes la opción de conducir siempre y cuando poseas el Permiso Internacional. En este caso, el extranjero es todo país que no pertenezca a la UE, ya que el permiso español vale en todos los países de la Unión (e incluso en Suiza). El caso es que me lo he tenido que sacar y, para mi sorpresa, lo que me han dado no es un carné plastificado ni algo más aparente. Al contrario: una especie de libretilla de papel, donde han pegado a mano mi foto de carné, han estampado muchos sellos, he tenido que firmar a boli y han doblado como han podido (porque las hojas no están bien cortadas y no encajan bien).



A simple vista, más que un permiso de conducir del siglo XXI, parece que lo que tuviera entre manos es el visado de mi tatarabuelo para viajar de España a Argentina. Con un diseño y una presentación obsoleta y bastante cutre, no deja de llamar la atención la fragilidad del documento (qué fácil es hacer trizas algo de papel en un viaje), pero especialmente su volumen. Es demasiado grande... ¡por no hablar de todas las páginas en varios idiomas!

Porque esa es otra. Si en la DGT no se quieren poner las pilas para hacer algo más 'apañado' en cuanto a diseño como permiso internacional (digo la DGT, pero si se trata de un diseño estandarizado entre países, el organismo correspondiente), sí que podrían arreglar el que tienen. Por ejemplo, quitando páginas y dejando solo dos o tres idiomas a lo sumo. Pero, ya puestos, ¿por qué no ponemos idiomas que sí pueden hacer falta y quitamos los que no?

El Permiso Internacional está en castellano, inglés, francés, ruso y árabe. Hasta ahí, se entiende, son idiomas mayoritarios. También está en portugués (OK, en el caso de Brasil hará falta...) pero lo que no entiendo es qué hacen las hojas de alemán e italiano. Exactamente, ¿en qué países de habla italiana o alemana se va a usar el Permiso? Ni en Suiza hace falta, a pesar de no ser de la UE. ¿No hubiera sido mejor, ya puestos, ahorrarnos esas dos hojas. Y si es por meter idiomas, ¿en chino? ¿en hindi?

Está claro que hay que darle una vuelta institucional a este tema... Pussar och kramar!