Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Tenía mucho miedo de cómo iba a ser la continuación en formato cortometraje que iban a hacer de Love Actually con motivo del Red Nose Day en Reino Unido. Seamos sinceros, lo habitual es que destrocen las grandes películas con segundas (e incluso terceras) partes que se hacen mal y con prisas para conseguir estirar aun más los ingresos en taquilla, merchandising o lo que sea. ¿A alguien le gustó 'Sexo en Nueva York 2'? ¿No hubiera sido mucho mejor dejar Zoolander tal cual?

El caso es que la semana pasada la emitieron en Reino Unido y hoy he podido, por fin, verla tranquilamente en casa de mis padres. Para mi alivio, me ha encantado. No pude dejar de llorar, de reír, de emocionarme, de sentir el vello erizado con la banda sonora... Es decir, de sentir en apenas 14 minutos, los que dura la pieza, las mismas cosas que me hace sentir la película original, por más veces que la vea.

Sí es cierto que se echa de menos alguna de las historias, porque no se completan todas, sino media docena de ellas; y que ver el paso del tiempo por algunos de los actores es todo un choque... (pobre Liam Neeson), pero la sensación al final es de que se le ha dado el mejor remate posible a una película que no debe ser continuada y que, como experimento, muy bien, pero siempre y solo bajo la supervisión de maestros del guión y el montaje. Por cierto, me sigue sobrando la parte de Rowan Atkinson.

Una vez aliviado porque no la han cagado con una obra maestra del cine, le pese a quien le pese, procedamos a visionarla una vez más...