Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints


En Philadelphia, en el año 1872, un quesero llamado Lawrence de Chester intentó crear una mezcla más suave con el queso tipo Neufchatel. Sin embargo, se equivocó en sus cálculos y, gracias a ese error, creó un queso fácilmente untable que se convertiría a la larga en el famoso queso que lleva el nombre de la ciudad estadounidense. Para muchos, el ingrediente básico de la receta original de la tarta de queso, con o sin sirope de frutas.

Eso sí, luego hay todo tipo de cambios y adaptaciones, e incluso de tipos de queso. En Madrid, por ejemplo, el restaurante Macarela, especializado en cocina e ingredientes de la provincia de Cádiz, presenta un postre de tarta de queso elaborado con queso Payoyo, la variedad de cabra con más predicamento en la actualidad de los que se elaboran en la serranía gaditana.


No es el único restaurante cuya tarta de queso se adapta a la gastronomía local o cuyo chef cambia la receta para hacer algo completamente original. Lo saben bien en San Sebastián, donde hay clásicos de la tarta de queso como la del Bar La Viña, en el Casco Viejo, que se pide tanto o más que los pintxos y que se hace en tamaños XXL.

Sin embargo, es la del Zuberoa la más diferente. La base es una masa quebrada y el toque secreto es la mezcla de queso azul en el relleno, junto al queso crema. Dulce y salado al mismo tiempo, se sirve ligeramente templada y su consistencia es cremosa y ligera, casi fluida. Dicen que Bruce Springsteen la definió como la mejor del mundo.


En Santander también hacen uso del queso azul. Concretamente en Cañadío, acompañada de una teja de caramelo y, eso sí, sin confituras que contrasten el sabor del queso (este restaurante tiene sucursal en Madrid, por lo que también se puede probar su receta en la capital).

No renuncia al sirope, en cambio, la tarta de queso de Tinto Fino Ultramarino, un local de tapas en Valencia en el que esta tarta reina en los postres. La hacen al estilo americano, pero más alta quizás de lo habitual, muy esponjosa y completamente bañada en un sirope ligero de fresa.



También trata de ser muy fiel a la receta original la que sirven en el Carrot Café, el local de Barcelona donde parece, una vez que entras, que has abandonado la Ciudad Condal para estar en pleno Manhattan (sirven hasta bocata de pastrami). Este local se define como cheesecakería, está en Barcelona.22@ Poble Nou y en su carta de postres hay Cheesecake New York de Nutella con yogur crujiente y Angel's food con crema de turrón y crocanti de almendra.

En Galicia, por su parte, tenemos la tarta de queso de O Rei Pescador, en Vigo, donde se presenta con una textura muy ligera, que se deshace en la boca, y en la que el sirope es caramelo líquido, como si fuera un flan. Con un acompañamiento de compota de manzana. Para chuparse los dedos.

2 comentarios

  1. Raquel P. Le  

    somos personas en búsqueda de la perfecta tarta de queso

    yo añado tb el perfecto flan de queso

  2. Nils  

    Nunca sabes dónde encontrarás el flan de queso perfecto, porque puede ser que, como es mi caso, te lo encuentres en el Bar Julio de la calle Cañaveral de Madrid, un restaurante de menú del día y gente del barrio de Valdeacederas donde resulta que el hijo del propietario es un loco de los postres y te hace unas virguerías que lo flipas. #bonvivantismo #hygge

Publicar un comentario