Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Llevo unos días en los que no dejo de sentir orgullo. No, más bien, ORGULLO, de nuestros nuevos alcaldes. No solo por la satisfacción de que en Madrid y Barcelona podamos tener unas alcaldesas para quitarse el sombrero, sino porque parece que la tónica es bastante general en todas las ciudades a las que han llegado las agrupaciones ciudadanas, aunque no les hayan dado mucho bombo a nivel nacional como a Colau o Carmena.

Es el caso de las mareas gallegas. Leo con casi una lagrimilla en los ojos este párrafo en 'El País' de ayer:

"El regidor coruñés Xulio Ferreiro ha sustituido la ofrenda al Santísimo Señor Sacramentado por un homenaje a la matemática María Wonenburger, una sabia fallecida hace justo 12 meses a los 86 años y que fue la primera española que logró una beca Fullbright para doctorarse en Estados Unidos. Ante el monolito en su honor que se alza en el parque de Santa Margarita, el alcalde de Marea Atlántica ha pronunciado estas palabras: 'Hoy el alcalde de A Coruña está donde tenía que estar, homenajeando a la ciencia, homenajeando al conocimiento, y homenajeando a una coruñesa'".



Y como laicista convencido, como español bastante harto de que no se respete la aconfesionalidad de las instituciones públicas, empiezo a ver una lucecita al final del túnel. La salida aun queda lejos, lo sé, pero un hilo de luz permite ver mucho mejor que la oscuridad total en la que nos encontrábamos. Sí, estoy metafórico.
Pussar och kramar!

3 comentarios

  1. Denis Corso  

    ¡Juer, qué bueno! No sabía que las Fullbright fuesen becas tan antiguas. Recuerdo que en la universidad pensé en optar a una, pero me fallaba el nivel de inglés.

  2. Christian Ingebrethsen  

    Con lo quemados y hartos que estamos de ver siempre lo mismo por parte de "los de arriba" estas cosas sorprenden muy gratamente.

  3. Argo  

    Totalmente de acuerdo contigo.

Publicar un comentario en la entrada