Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Sin duda, 'El Intermedio' se está configurando como el único programa interesantemente crítico de la televisión española. Ayer no pude dejar de tirarme de los pelos cuando oí, en uno de los vídeos que emitieron, uno sobre cómo la ciudadanía de la calle vive la realidad laboral de un modo diametralmente opuesto al portavoz del PP en el Congreso de los Diputados (menudo payaso que han elegido, menudo favor les han hecho a los adversarios... pero vamos, que ya sabíamos que Rajoy no sabe escoger, ¿verdad? Porque elegir a Fátima Báñez o Ana Mato para algo... en fin...), que un chico se consideraba "afortunado por tener trabajo, un contrato de 10 horas semanales en Vips".

Repitamos... ¡10 HORAS SEMANALES! Que sí, que vale, que mejor 10 horas cotizadas a la semana que ninguna, pero solo espero que este chico no se considere que ha dejado de formar parte de los millones de parados porque, conociendo los sueldos que paga Grupo Vips, esas 10 horas y tocar el violín en el metro deben estar ahí, ahí. Es una realidad que se está llenando el país de 'trabajadores' con contratos temporales que casi ni merecen ese calificativo sino uno que dé mejor idea de lo ínfimo y efímeros que son.

Trabajar 10 horas semanales en un Vips, ser cajera dos tardes 3 horas, trabajar doblando ropa los sábados por la tarde y los domingos de apertura... eso no es motivo de fortuna, ni se convierte uno en una 'baja' de las listas del paro. Eso es parchear, tirar para delante con lo que sea. Eso no es calidad de vida. Pero mientras esas personas se sigan pensando trabajadores afortunados, vamos listos. Pussar och kramar!


1 comentarios

  1. Sufur  

    Dan ganas de echarse a llorar... o de salir a quemar algo, o a alguien

Publicar un comentario