Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Hace unos días fui al teatro con el rubio a ver 'Smiley'. Tenía muchas ganas de ver esta obra y me la perdí cuando estaba representándose este verano, así que fue enterarme de que la volvían a montar, esta vez en un escenario mayor, como el del Teatro Maravillas (Malasaña), y comprar dos entradas.

Lo que no sabía es que había cogido el día del estreno. De hecho, lo que pensé fue que, siendo un lunes, estaría la sala más bien vacía... y no hasta los topes de famosetes, mamarrachos, señoras que no se enteraban de nada y tipejos entre los que me incluyo. De todos modos, ¿por qué se celebra un 'estreno' que no es tal?, porque los mismos actores ya habían representado la obra pocos meses antes en otra sala de Madrid.

Cuestiones aparte, he de confesar que mereció la pena, y mucho. La obra está muy bien, el guión es gracioso con momentos muy divertidos y, quizás, un final algo pesado, pero que tampoco se convierte en una losa. Y qué decir de los actores. Hay que quitarse el sombrero con ambos, porque lo bordan. El retrato de la sociedad gay urbana actual es muy acertado y es imposible no sentirse identificado e integrado en ese Madrid que muestran sobre las tablas porque es el de verdad, el que está ahí presente.

No sería este mi blog si no dedicara unas frases a Ramon Pujol, el actor rubio. Yo no lo conocía apenas, porque no he seguido ninguna de las series en las que ha trabajado. Grave error. Tras verle en el escenario... ¡madre mía que cuerpazo! Eso sí que es meterse en el papel... ¡Tiene músculos que no sabía ni que existían! Y no desmerece mi interés hormonal su calidad artística, porque transmite genial. Eso sí, felicidades al Centro de Entrenamiento Personal Juan Ruiz López, responsable de la puesta en forma del actor, porque lo que han conseguido es impactante. ¡YO QUIERO!

Pussar och kramar!

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada