Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Leía el otro día en un blog acerca de una pareja que, tras diez años de relación, lo dejaban porque se dieron cuenta de que "se habían convertido más en buenos amigos y se había apagado la llama". No pude hacer menos que sorprenderme y, después, enfadarme.

Porque, en fin, tras diez años de relación, lo suficientemente buena como para que al dejarlo no se hayan tirado los trastos a la cabeza y sigan siendo amigos, ¿qué esperaban? A mí lo que realmente me preocuparía es que, tras una década junto a mi chico, siguiera teniendo las mismas inseguridades y sentimientos irracionales que al principio. Creo que en la madurez de la relación amorosa, en el paso de estadios que afianzan el conocerse el uno al otro hasta el punto de anticiparse o incluso no hacer falta una palabra para saber lo que piensa o quiere el otro.

Necesitar mariposas constantes, que todo sea una continua obra pastelosa romántica, es más bien una chiquillada que no beneficia a nadie, porque si la relación no madura, si se mantiene en el eterno adolescente, acabará meada y con acné. Y si hay algo que resulte realmente motivo de orgullo es haber tenido la suerte de acabar al lado de alguien que te completa, pero no desde el primer día, sino desde el momento en el que, con la relación ya echada a andar y asentada, deja de ser tu chico para ser parte de ti.

Que no me vengan con tonterías. Eso de que la llama se apagó, que ya no había chispa... no esconde más que una verdad que quizás es demasiado reveladora, o demasiado dura, o demasiado vergonzante. Pero solo por una chispa no se rompe una relación.
Pussar och kramar!

3 comentarios

  1. María Eugenia Victoria Marín  

    Soy de tu misma opinión, si no puedes evolucionar con tu pareja y seguir más allá de los cosquilleos en el estómago, de la pasión del principio y aceptar que en las relaciones hay que acomodarse a los tiempos, eres superficial.

  2. rickisimus2  

    Completamente de acuerdo.

  3. aunqueyonoescriba  

    perdona que me meta donde no me llaman, pero aunque esté de acuerdo en lo esencial, las parejas evolucionan, el día que mi pareja sólo sea mi amigo la relación habrá terminado. Y puede que sea radical, pero mi chico a parte de ser mi mejor amigo (de eso no hay duda) es la persona que más deseo y que me vuelve loca sólo con una caricia (y si a veces también me vuelve loca en el sentido literal), si un día esto desaparece... mal asunto.

    y lo digo con toda tranquilidad, después de más de 13 años de relación, un amigo es algo maravilloso pero una pareja, en mi caso, es algo más.

Publicar un comentario