Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Me costó mucho decidirme porque no tenía nada claro si matricularme o no en el nivel A2 de Sueco. Al final, en un arranque a lo Remedios Cervantes, entré en Internet, en la web de automatrícula del Centro Superior de Idiomas Modernos (CSIM) de la Complutense, y completé el formulario y pagué.

Mis dudas partían del hecho de que me dio mucha pereza estudiar y hacer la tarea durante el curso pasado. El resultado fue bastante bueno, y sé que aprendí bastante a pesar del método tan poco socrático del profesor, del cual soy un rendido admirador y me cae fenomenal, pero sé por experiencia propia cómo se complican los cursos de idiomas a medida que avanzas y, realmente, no sé si estoy en el mejor momento de mi vida para ponerme a hincar codos, y mucho menos para aprender listas de vocabulario, que es lo que más odio.

El caso es que el miércoles de la semana pasada recibo un mail en el que me informa de que esa tarde podré por fin saber en la web de la universidad en qué aula tengo clase. No está nada mal teniendo en cuenta que mi curso comenzaba el viernes. El jueves, cuando entro en la web (el miércoles, cuando lo hice, aún no estaban...) y lo miro, mi curso no aparece. Está el A1, pero no el A2. Escribo un Whatsapp a mi profesor y me dice que ha sido cancelado por falta de alumnos.

Si se sabía que había sido cancelado desde días antes, cómo es que nadie del CSIM me llamó para darme explicaciones, ni para explicarme qué pasaba con mi dinero, ni para nada. Y encima tienen la desfachatez de mandarme el mail de las aulas... Tuve que ser yo el que se puso en contacto con ellos el viernes, pero si no lo hubiera hecho, aún estaría esperando. ¿Acaso iban a robarme el dinero? ¿Serían capaces de estafar de tal modo? Prefiero no apostar... Y, por cierto, no me dieron ninguna explicación, se limitaron a mandarme el impreso de devolución del dinero...

Lo que sí tengo claro es que no me vuelven a ver el pelo por esa universidad. Me ha parecido el colmo de la chapuza. Precisamente porque no había gente suficiente, no creo que hubiese sido mucho trabajo ponerse en contacto con los cuatro que nos apuntamos. Bien por teléfono, por mail o directamente por el perfil de matrícula que nos obligan a crear en su plataforma. Pero no, la universidad con mayor aparato administrativo de España está muy ocupada para atender e informar a sus alumnos... Bueno, ex-alumnos.
Pussar och kramar!

1 comentarios

  1. Aprende Sueco Online  

    Hola,
    Lo que cuentas por desgracia no es nada fuera de lo común, a mí también me han pasado cosas parecidas. Mira, no sé si todavía te interesa estudiar sueco después de esa experiencia ni si te interesa estudiar online, pero si quieres, echa un vistazo a mi web (aprende-sueco-online.es). Soy española nacida en Estocolmo, llevo ya varios años dando clases de sueco por Skype y tengo alumnos por toda Europa.
    Cualquier cosa me avisas, vale?
    Saludos,
    Carolina

Publicar un comentario en la entrada