Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Que estamos en la era de la comunicación es indiscutible. Que todo se ha convertido en una campaña de márketing en bucle, también. Y da igual que se trate de política, de moda, de decoración o de Internet. Todo es propaganda, todo es publicidad, todo es comunicación, todo es márketing. De ahí que sea complicado de entender que en un país de servicios, con un sector secundario casi inexistente y un primario en la cuerda floja, las empresas no entiendan la importancia de lo intangible...

El bloguero Lucio Chiné escribía esto el otro día...



Es la realidad de nuestro país. Acabo de volver a sufrirla en mis carnes. Estos días estoy realizando un reportaje sobre un producto extranjero cuya firma tiene filial en España. Me puse en contacto con todo el mundo que pudiera imaginar, porque desconocía quién era la persona responsable de la comunicación en nuestro país, por todas las vías posibles. El equipo de prensa de la sede central, es decir, la del extranjero, tardó menos de una hora en contestarme. El responsable de sus redes sociales en España, unas dos horas y media. La persona con la que de verdad tenía que hablar, dos días.

Lo que en Estados Unidos, reyes del márketing y la comunicación corporativa, hubiera sido algo nefasto, aquí se entiende como lo más normal. ¿Tiene sentido que la persona responsable de una firma a la que se le informa de que se va a hacer un reportaje para un medio importante, un reportaje encima amable, y que no les va a costar nada porque es un redaccional propio y no hay dinero ni publicidad por en medio, tardé más de 48 horas en dar señales de vida? En España, todo el del mundo.

Luego, pasaran cosas como las que contaba un chico en uno de los comentarios del Facebook de Chiné y nos sorprenderemos... cuando es, sencillamente, saber hacer las cosas como se deben.



Mientras, diré que sigo esperando, cuatro días después, una contestación a una petición que he hecho, ya por dos veces, a la susodicha persona para cerrar una información adicional que necesito para mi reportaje. Para que luego digan que el periodismo de estilo de vida es todo alegrías... Pussar och kramar!

0 comentarios

Publicar un comentario