Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



¿Por qué cuesta tanto dar un puñetazo en la mesa y reivindicar el valor de uno mismo ante quien abusa de él? ¿Por qué es tan fácil aprovecharse de ese miedo natural que tenemos todos a perder la seguridad de lo malo conocido, aunque sea tan nauseabundo y pestilente que haría vomitar a cualquiera? ¿Cómo vemos tan sencillo el beneficio que representaría para un amigo mandar a tomar por culo a más de uno y más de dos y, al mismo tiempo, somos incapaces de llevarlo a cabo? ¿A qué nivel de estrés hay que llegar para que, de verdad, tomemos conciencia de que es necesario llevar una vida, quizás sin lujos, pero sí con una paz de espíritu y calidad que ya quisieran algunos con nóminas que multiplican por 5 el salario mínimo?

Y la cara de bobo que se te queda cuando por fin lo haces y resulta que lo que te esperaba tras el salto no es un mar de piedras, sino una vida nueva y mejor... Maldita inseguridad. Pussar och kramar!

Foto: Dean Treml, AFP/ Getty Images

0 comentarios

Publicar un comentario