Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Nos leemos a partir de mediados de septiembre.
키스와 포옹!*
キスと抱擁!*

*Pussar och kramar!

Si la calidad de imagen y los grafismos han evolucionado en la televisión de nuestro país, eso ha sido gracias a Canal+ y, sobre todo, a la obsesión de este canal por atraer abonados gracias a ofrecerles unas retransmisiones futbolísticas como nunca jamás hubieran presenciado. Eso no sólo implicaba una cobertura bestial de los partidos, sino también de todo el universo del balompié.

Pero que nadie se equivoque, ni se ha inventado nada ni en España somos pioneros. Tuve la suerte de conocer una vez a un chico que era uno de los propietarios de un estudio que se encargaba precisamente de hacer caretas para programas de televisión (de hecho, una vez ganaron la del Telediario). Como en otros sectores, lo que estaban dispuestos a pagar por su trabajo no permitía que innovaran ni tener equipos de creativos que pudieran hacer virguerías en poco tiempo.

Soy un amante de este tipo de productos audiovisuales. Son micropiezas que, en apenas unos segundos, muestran el ADN de un programa. Si lo sabes hacer atractivo, incluso el telespectador no objetivo se puede convertir en televidente. Y si no, que me lo digan a mí con la careta que han creado en Reino Unido para el programa Premier League World. ¿Puede ser más fantástico? La integración de los escudos es para quitarse el sombrero. Te encanta sí o sí.



Pussar och kramar!

Fue una edición limitada de Pascua y no creo que la vuelvan a lanzar. Aún así, sería en Estados Unidos por lo que sería complicado enterarse a tiempo y conseguir que alguien la comprara y me la enviara... Vamos, que no me dejan más opción que ponerme 'full time' con la invención de una máquina del tiempo que me lleve a un par de años atrás y, de paso, a algún supermercado norteamericano. Será el único modo de conseguir probar el que considero, desde ya, el sabor DE FI NI TI VO de M&M's: el de chocolate blanco y tarta de zanahoria. ¡AY OMÁ! Pussar och kramar!



La productora de porno audiovisual Next Door Studios ha dado la sorpresa con la presentación del avance del que será su nuevo vídeo erótico: 'Gimme Five', en el que cinco chicos actúan siguiendo, supongo, los parámetros habituales en este tipo de trabajos. Pero si el contenido no se espera que sea muy original, sí que lo ha sido el modo de presentarlo. Nada de trailers ni de avances: un nuevo vídeo, subido a YouTube y que cumple con todas las normativas habidas y por haber para que no pueda ser censurado.

Ni desnudos, ni culos, ni cortes sacados de las escenas de la película. Sólo los cinco protagonistas divirtiéndose en el campo, en diferentes localizaciones y con una divertida canción de The Mother Truckers. Es la imaginación de cada cual la que debe llevar al espectador a interpretar lo que le espera si paga por verla y si le merece la pena ver al póker de merendables en otras acciones además de montarse en moto, resbalarse por un plástico o embadurnarse el cuerpo de arcilla...

¿Es el no-porno el mejor modo de anunciar el cine X? ¿Estamos ante el comienzo de una nueva era de erotismo en el que no se enseña, sino que sólo se insinúa? El tiempo lo dirá. Pussar och kramar!

Durante la semana y pico que estuve en casa de mis padres este agosto, recordé mi infancia gracias a que mi madre compró Tab, esa bebida de cola sin azúcar ni cafeína que me llevaba a las excursiones del colegio cuando era un crío. No había caído antes, pero la compró porque no encontró Zero Sin Cafeína, que es lo que suelo beber últimamente. A fin de cuentas, ¿qué diferencia había? Ambas bebidas son de la misma empresa (las produce Coca-Cola España) y se publicitan del mismo modo: ni azúcar ni cafeína. Entonces, ¿qué sentido tiene mantener dos bebidas iguales en el catálogo? Sobre todo en el caso de Tab, que es ignorada desde prácticamente su lanzamiento...

Al mirar ambas latas y comparar sus ingredientes, me llamó la atención que son diferentes en sólo un ligero detalle: que la Zero tiene corrector de acidez, el E-331, que no está presente en Tab. ¿Será ésta la razón por la que mientras la Zero aporta 0,66 kcal/lata el Tab rebaja las calorías a 0,49?



El caso es que el ácido cítrico debe ser la leche como saborizante, porque ambos productos no saben igual. Lo que no entiendo es que, si comercialmente se elabora a partir del azúcar y la Zero no lleva supuestamente nada de nada, ¿cómo se lo montan en Coca-Cola para fabricarlo? ¡Misterios de la química! Pussar och kramar!


Ha comenzado en Suecia una nueva edición de Idols. No he seguido nunca este concurso (de hecho, ni los españoles desde hace muchísimos años), pero estoy seguro de que más de uno o dos de los concursantes acabará sonando en mi iPod. O al menos así ha sido hasta ahora y desde hace muchos años.

¿Te suena Loreen? ¿Os suena Agnes o Danny Saucedo? ¿Quizás Måns Zelmerlöw? El primer programa empezó con un pequeño vídeo que repasa cómo empezaron algunos de esos concursantes y dónde están ahora. Como para estar orgullosos... En España, si tuviéramos que hacer lo mismo, ¿presumiríamos de alguien más además de Bisbal? ¿Bustamante ha triunfado más allá de casarse con quien lo ha hecho? ¿Aceptamos a Leire de La Oreja de Van Gogh? ¿Y a Angy? Vamos, un desastre... Pussar och kramar!

Idol%202013%20del%201



El martes estuve en el cine, pero no para ver una película, sino para asistir en directo al concierto de Robbie Williams en Tallin (Estonia). Fue un regalo sorpresa que le hice al rubio, que es un gran fan del cantante. Nos divertimos como enanos.

Fue una experiencia fascinante. Está claro que sólo las grandes estrellas como Robbie son capaces de un espectáculo como el que él puso en escena. Grandioso, impresionante, genial... me quedo sin adjetivos para calificar las dos horas de euforia que transmitió no sólo a los 70.000 espectadores que estaban allí en directo (la foto del aforo es increíble, y en imágenes aéreas, ni te cuento), sino también a los muchos que nos agolpábamos en los cines de media Europa. Los pelos de punta cuando interpretó 'Angels', entre otras, fue la mejor prueba de ello.



Los cantantes de la talla del británico están hechos de una pasta especial. Un señor con sobrepeso y pasados los 40 como Robbie se crece en el escenario hasta parecer un chaval. Qué agilidad, qué forma de bailar, moverse, saltar... Tenía una elasticidad que ya quisieran para sí muchos más jóvenes y delgados, ¡y encima con una hernia que le estaba dando problemas! Para quitarse el sombrero. Ojalá venga pronto a dar un concierto a España, porque me encantará presenciar un show como el que dio el martes, máxime cuando fue una auténtica antología de sus grandes éxitos. Y qué voz. Durante dos horas sin parar, sin descansos ni nada, estuvo desgranando un montón de canciones, y con un vozarrón que no se vino abajo ni en los últimos compases.

Del concierto me quedo con muchos detalles, como cuando salió al escenario Olly Murs a cantar con él 'Kids', haciendo de Kylie Minogue; o la cara de WTF! que puso Robbie cuando elige a una chica para subirla al escenario y resulta que no es de Estonia, sino de Lituania. Para mi regocijo, aprovechó la situación para hacer un chiste sobre Eurovisión y los cero puntos que se iba a llevar Lituania... También me sorprendió cuando empezó a cantar 'Baby, One More Time' de Britney Spears, y aún más cuando la ligó con 'We Will Rock You' de Queen. Un verdadero crack.

Fue un regalo para el rubio, pero para mí también. A sus pies, Sir Robbie.
Pussar och kramar!



Si has cogido últimamente un vuelo de Iberia Express, seguro que habrás oído, durante el aterrizaje, que la azafata informa de que el avión ha llegado con 15 o 10 minutos de adelanto sobre la hora programada. La primera vez que lo oí, la sensación de alegría y satisfacción fue evidente (supongo que ese tipo de anuncios lo hacen con ese motivo). La segunda, me empezó a parecer raro; y a la tercera ya me indigné, porque tengo la sensación de que nos toman por tontos.

Para bien o para mal, suelo realizar siempre los mismos trayectos, así que sé perfectamente cuánto tarda un avión en volar de Barajas a Jerez. De hecho, no entiendo por qué, cuando compras el vuelo, te ponen una hora de llegada tan tardía con respecto a la salida, de precisamente esos 10 o 15 minutos de 'adelanto'. Pero, además, en el caso de Barajas, desde que la azafata hace el anuncio, recién aterrizados, al abandono del aparato, pasa mucho más de esos diez o quince minutos, por lo que realmente estás fuera del avión a la hora en la que te habían anunciado previamente que llegarías al aeropuerto de Madrid.

No entiendo esta estrategia de márketing. ¿No sería más sencillo no decir nada cuando realmente apenas se ha adelantado, sería como mucho diez minutos y, encima, aún falta el rodaje hasta la terminal? Pussar och kramar!

En mi anterior redacción procurábamos no caer en los típicos clichés y frases huecas que suelen abundar en la prensa de estilo de vida. Así, cuando tocaba escribir un reportaje sobre una región del mundo, desde el punto de vista turístico, teníamos terminantemente prohibido destacar "lo precioso del paisaje y la amabilidad de su gente". De entrada, suena a manido; pero es que, ¿es necesario destacar que la gente sea amable con el turista, que está dejando sus divisas allí?

El caso es que, a veces, la respuesta a esta pregunta es "depende", ya que no todos los países son cordiales con el turista. The Washington Post ha creado este mapa indicando la actitud de los locales frente al turista extranjero, en grado de amabilidad. Los resultados, poco sorprendentes.



Y es que, cualquiera que haya tenido que tratar con rusos o chinos, sabrá que son los pueblos menos amables, simpáticos y serviciales del planeta. Que hay de todo, por supuesto; que habrá miles, incluso millones, de rusos y chinos amables y encantadores, no lo dudo; pero que la mayoría no lo son, eso no me lo puede negar nadie.

Me llama la atención que en esa lista se encuentre Venezuela, un país eminentemente turístico; así como Dinamarca, que nunca me ha dado esa sensación (de hecho, si me sorprende algo sería que Noruega esté en azul). De Bolivia no puedo opinar, y supongo que el rojo de Corea se debe a la timidez natural del país, así como su falta absoluta de conocimientos de inglés. Y me quedo con un último dato: en esto, también nos gana Portugal. Bravo por ellos. Pussar och kramar!



Hay años en los que cuesta decidir el destino de las vacaciones. No ha sido el caso de las de este 2013, ya que familia obliga. Y no, no me refiero que tenga que irme a Jerez (aunque precisamente ahora esté disfrutando esta semana de mi tierra) o, peor, a La Rioja durante el mes de septiembre. Gracias al intelecto de mi cuñado, que está realizando su doctorado en Tokio gracias a una beca del Gobierno nipón a la excelencia, nos vamos al Imperio del Sol Naciente.

Será durante la primera quincena de septiembre, ya que la idea era irnos cuanto más tarde mejor. Por un lado, para que mi cuñado lleve ya un tiempo allí y pueda conocer sitios a donde llevarnos. Por otro, por mi dieta, para ir con más kilos perdidos y más en forma.

Eso sí, hay antes una parada técnica en Seúl. Sí, volvemos a Corea. Muchos años después de nuestra visita, es hora de disfrutar sobre el terreno de todo lo que hemos aprendido en el último lustro de gastronomía, moda y música coreana. ¡No puedo esperar! Luego seguimos viaje a Japón, donde descubriremos Tokio, Osaka, Kioto y otros rincones muy exóticos para un occidental.

Por cierto, que me equivoqué de aeropuerto (entre Nagoya y Haneda) y acabé comprando un billete de avión entre Seúl y Nagoya, que está a más de tres horas de Tokio. No pude cambiarlo, así que me tocó comprar otro billete, lowcost con AirAsia, pero a Narita, que sí está en la capital. Ambos billetes juntos seguían siendo más baratos que uno de una aerolínea tradicional, así que el que no se consuela... Para mi sorpresa, el otro día me llamaron al móvil desde AirAsia para decirme que el vuelo a Nagoya había sido cancelado y me devolvían el dinero, el cual ya daba por tirado a la basura... ¿Será una señal de que nos espera mucha y buena suerte en nuestro paseo por Oriente? Pussar och kramar!



Uno de mis libros preferidos es 'La reina de la casa' de Sophie Kinsella. En él se narran las aventuras de una abogada londinense que, casi sin saber cómo y tras una borrachera antológica, se ve obligada a ejercer de criada en una mansión en la campiña inglesa. Ya lo demostró Octave Mirbeau en su día, las doncellas dan para mucho en la literatura, de ahí que no sea complicado encontrarlas en todo tipo de series.

Tras triunfar con 'Mujeres desesperadas', Marc Cherry se ha aliado con Eva Longoria y vuelve a la televisión con una nueva serie en la que las criadas son las protagonistas. Concretamente, un quinteto de latinas que, como ocurrió con las chicas de Wisteria Lane, también viven una historia con la inquietante muerte de una amiga de fondo (en este caso, en vez de suicidio, asesinato). Así comienza 'Devious Maids' la que, sin duda, se ha convertido en la serie revelación de la temporada en mi salón.

En el reparto, actrices conocidas de otras series y comedias como Judy Reyes (de 'Scrubs') o Ana Ortiz ('Ugly Betty'). La historia recuerda a los mejores momentos de 'Mujeres Desesperadas', con mucho humor, picardía y sátira, sin perder tampoco esa fina ironía para denunciar temas sociales y, sobre todo, la hipocresía de la clase media-alta norteamericana. Con Beverly Hills de trasfondo, es mucho más que racismo; un clasismo que asusta y en el que ellas saben nadar sin ahogarse.

Llevan emitidos media docena de capítulos, así que aún se está a tiempo para ponerse al día. Y los que prefieran ver la primera temporada de un tirón, en unos meses.
Pussar och kramar!



Ayer hablaba de 'Drop Dead Diva' y no sé cómo se me olvidó comentar el nuevo fichaje de la última temporada: el del modelo-actor Justin Deeley. Es el nuevo ángel de la guarda de Jane en la serie y está más pendiente de su cuerpazo y de las posibilidades que le puede dar entre los vivos que de sus obligaciones con respecto a la abogada. Los que gustamos de 'carnaza' en la tele, estamos de enhorabuena.



Antes de sus apariciones en series como 90210 o algunas películas, el chico tenía una fructífera carrera como modelo de ropa interior. Tal y como demuestra en la serie de la abogada californiana, no tendría problema en volver a posar con ese tipo de prendas si así lo necesitara. Además, el papel se ríe precisamente de la actitud de los modelos sin cerebro, no sólo en cuanto a la protagonista, sino ahora también, en su ángel, lo que no deja de dar lugar a bastantes momentos cómicos.



Si soy sincero, es casi imposible volver a tener un ángel de la guarda tan interesante para la trama como el primero de los que tuvo Jane, pero he de reconocer que el segundo subió mucho el listón en cuanto a belleza. Ahora éste, en lo que a músculos respecta. Y no olvidemos lo que tiene ser un ángel, que tienes el 'buenismo' certificado.
Pussar och kramar!



Que te cancelen una serie que te gusta nunca es buen plato de digerir. Da igual que la oferta sea ingente, sigue siendo 'esa serie'. Pero que lo hagan con nocturnidad y alevosía, es decir, cuando ya han emitido la temporada y aún no han empezado la siguiente, es una canallada que debería estar prohibido. Que la quieres cancelar, perfecto, pero si has dejado el final abierto, por respeto a los telespectadores, haces un esfuerzo y grabas uno o dos capítulos más con un final digno y chimpún.

Es lo que pasó con Drop Dead Diva. Las aventuras de la modelo en el cuerpo de una obesa abogada californiana se cancelaron cuando ya se había emitido el final de la cuarta temporada. Como era habitual, el último capítulo se quedaba en una situación de tensión dramática, que obligaba a querer ver el comienzo de la siguiente tanda de capítulos para saber qué pasaría con Jane y sus amigos y socios. Pero no, plumazo de la cadena y adiós muy buenas. Todos con la cara partida.

No sé qué habrá pasado, pero alguien con sentido común decidió que eso no podía ser y muchos meses después ha vuelto a emitirse en Estados Unidos la que supongo que será última temporada, con una historia que se cierre y que deje a todo el mundo contento. ¿En serio era tan difícil hacer las cosas bien? A corto y medio plazo, jugar con el telespectador sale muy caro... Pussar och kramar!



No entiendo a los servicios informativos de las cadenas de televisión de este país. Hace más de una semana que se conoce la noticia de la deportación de un ciudadano sudafricano desde Nueva Zelanda a su país porque el gobierno oceánico considera que su obesidad es un problema para las arcas de la sanidad pública. Pues bien, en La Sexta lo informan, y en titulares, ayer domingo. ¿Es eso inmediatez y actualidad?

Independientemente de esto, me gustaría romper una lanza en favor del Gobierno neozelandés. No estoy de acuerdo en que el mejor método de salvaguardar las arcas públicas sea expulsando a este señor del país, pero sí en el hecho de que hay que obligar a la gente a tomar conciencia de la obesidad como enfermedad que es. En sus diferentes vertientes y con grados de adicción a la comida también dispares, un obeso es un enfermo cuyo sobrepeso deriva en multitud de problemas. No tiene por qué ser una opción personal, pero raro es el caso que con determinación y ganas, así como con buenos profesionales y métodos integrales, no se consigue adelgazar.

Si yo fuera el Gobierno de Nueva Zelanda, optaría por una opción intermedia: permitiría al sudafricano quedarse en el país, siempre y cuando contratara un seguro médico que le cubriera todo el gasto derivado de su obesidad. Así las arcas públicas no sufrirían y él podría seguir llevando su vida familiar y profesional donde ha elegido.

Muchos medios han puesto el acento al cubrir la noticia en las restricciones que ponen Australia y su vecino a la inmigración, pero ninguno a la realidad del aumento de la obesidad en la población mundial. ¿Cuándo nos daremos cuenta de que es una pandemia -encima, socialmente aceptada-? Pussar och kramar!



Olviden todas las reglas del escaparatismo. No se trata de enseñar lo mejor de la colección, ni siquiera de insinuar sin mostrar. Es más, ya puestos, dejen a un lado esos grandes cartelones de rebajas o promociones varias que tapan prácticamente el ventanal de las tiendas y que no permiten ver el interior. Lo último es no tener escaparate. O al menos eso es lo que pregona el diseñador de moda masculina Thom Browne, que no sólo ha revolucionado el mundo de las tendencias con su machacona insistencia por recuperar las líneas retro de los años 50 y 60, sino que parece dispuesto a marcar un antes y un después en la experiencia de compra.

Browne ha abierto su primera tienda fuera de Estados Unidos. La ciudad elegida ha sido Tokio, concretamente el distrito de Aoyama. Pero saber que estamos ante la boutique, sin saberlo previamente, es misión imposible. Una pared grisácea y una minúscula puerta, con una cortinilla de aluminio cual oficina cutre, es lo único que encontraremos paseando por la acera. Eso sí, ha tenido el detalle de escribir su nombre en un vinilo en la puerta, no vaya a ser que algún despistado se confunda y entre pensando que es una oficina de la zona o un despacho de billetes de tren.



El interior está en consonancia con este ascetismo estético. Pocas prendas, colocadas en unas cuantas burras, un par de butacones y parte de la colección de gafas de vista y sol sobre una mesita baja es prácticamente todo lo que vamos a encontrar. ¿Contención de costes? ¿Revolución estética? ¿Minimalismo extremo en gris? Todo es posible, es el genio de Thom Browne. Pussar och kramar!

Las pocas veces que he podido charlar de forma tranquila y animada con escritores las he vivido al límite. Creo que es una vida muy intensa e interesante la del escritor actual, no sólo la tarea de sentarse a escribir y, sobre todo, hacerlo a su modo, con una profesionalidad encomiable, sino también todo lo que lo rodea: la búsqueda de inspiración y ganas, el ser consciente de si se está escribiendo algo bueno o no, la tarea de conseguir editor (cuando no la de convertirte en tu propia editorial y lo que conlleva de más) y, sobre todo, una vez que se consigue la publicación, discutir sobre la distribución, la presentación del libro, la prensa, la asistencia a ferias y encuentros... Es toda una rueda llena de cosas que hacer, porque el escritor que sólo escribe pasó a la historia hace mucho, si es que alguna vez existió.

Uno de los puntos donde todo el mundo (escritor, editor, publicista, representante, amigos de los cuatro anteriores...) quiere meter baza: el título. Es capital e importantísimo, de ahí que para muchos, con razón, sea sinónimo de varios miles de ventas aseguradas o perdidas, porque el lomo y el título, nos guste o no, sigue formando parte del proceso de decisión. Es por ello que no entiendo quién aconsejó los siguientes títulos...





Pussar och kramar!