Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Dicen que es en periodos de crisis cuando surgen las mejores ideas y los auténticos emprendedores demuestran su valía. Y eso debería ser así independientemente de que estuviéramos hablando del ámbito privado o del público, puesto que los funcionarios y personal de libre elección deberían trabajar codo con codo en la mejora del Estado, como en una empresa privada sus dueños y empleados para seguir ganando dinero. Eso sí, en el caso de lo público, y sobre todo en estos días, más que ganar, se trata de no perder. Para ello, qué mejor que crear vías de ingresos imaginativas y atrayentes, que ayuden a las paupérrimas arcas. Pero confiar que eso pase en España es como pedirle peras al olmo, porque por hache o por be, siempre se queda todo en papel mojado.



Correos es un buen ejemplo. La sociedad estatal cuenta con un servicio que me parece, a priori, la leche: la personalización de los sellos. Es sencillo: tú encargas tu propio diseño de sello y la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre se encarga, una vez aprobado, de hacer los pliegos que necesites. Pues bien, lo que podría convertirse en una buena forma de ganar dinero se queda en nada por culpa de la mente privilegiada que decidió poner un precio desorbitado al servicio.



El pedido mínimo es de 25 sellos, un pliego que cuesta 30,79 €. Cada estampilla se corresponde con un sello de tarificación A, es decir, de envío normal entre dos puntos de España. Si se hacen las cuentas, podremos comprobar que cada uno sale por 1,23 €, por lo que el envío, que en el caso de que pusiéramos un sello no personalizado costaría 37 céntimos, se nos encarecería un 332,43% así, sin despeinarse. ¿Está alguien dispuesto a pagar unos 86 céntimos más por carta sólo por la pijada de poner un sello único? Es que ni cuando 'vivíamos por encima de nuestras posibilidades' tenía sentido...



Estoy seguro de que si cada sello terminara costando 40 céntimos, mucha gente se animaría a tener un detalle simpático esta Navidad o para enviar invitaciones de boda, por ejemplo, pero a ese precio... ¿En qué estaban pensando? ¿Tanto cuesta hacer las pegatinas? Pussar och kramar!

2 comentarios

  1. gt fashion diary  

    pero que te ha pasao??? estás jovencísimo!!!

  2. Nils  

    jajajaja Me encanta esa foto :P

Publicar un comentario en la entrada