Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Corto y pego la nota de prensa de LastMinute.com acerca de las 10 llamadas más curiosas recibidas por sus agentes. Algunas, sin duda, son para quedarse ojipláticos. Pussar och kramar!

1. Divertidos patinazos de la lengua: Ciertos destinos tienen nombres que pueden resultar exóticos para algunos clientes y esto provoca divertidos fallos en la pronunciación. Y sin duda, el nombre que genera más problemas en su pronunciación, según lastminute.com, es Fuerteventura, que algunos clientes han llamado “Frutte e Verdura” o “Future Venture”. Otros destinos complicados han sido “Reimeinei”, que resultó ser Rímini, o "Monike” por Múnich.

2. En el último minuto: No es inusual que los clientes llamen y comenten que se encuentran ya en la puerta del hotel donde quieren reservar una habitación en ese mismo momento. Un caso muy curioso fue el de un generoso cliente que reservó un viaje tres horas antes de la salida programada. Cuando su novia, al enterarse, le dijo que su decisión había sido demasiado precipitada y que no tendría tiempo de hacer su maleta, él se ofreció a comprarle toda la ropa que necesitara cuando llegaran a su destino.

3. Confusiones: Cuando un cliente reservó un vuelo para un país para el que era necesaria una visa de entrada y fue notificado sobre ello por el agente de viajes, su respuesta fue que efectivamente eso podría resultar un problema porque él no disponía de Visa, sino de Mastercard.

4. Secretos inconfesables: Algunas de las reservas que lastminute.com ha realizado a través del teléfono, han resultado ser Top Secret. Por ejemplo, uno de los clientes solicitó vehementemente no ser contactado por el Servicio de Atención al Cliente en relación a su reserva porque iba a viajar con su amante en vez de con su mujer. Otro fue mucho más allá al pedir que se protegiera su reserva con un código especial de palabras para asegurarse de que su mujer no pudiera descubrir nada.

5. Preguntas inusuales: Durante las llamadas, muchos clientes realizan consultas ciertamente curiosas. Una de las más extrañas fue la de un cliente que preguntó si podía entrar al hotel que había reservado sin zapatos y andar por sus instalaciones descalzo. Otros han consultado sobre si su hotel ofrecía servicio de acompañantes, si la habitación reservada tenía espejos en el techo, si había mosquitos en el hotel, si se podía dormir en el suelo e, incluso, si era posible reservar el hotel completo.

6. Ambiciones románticas: Algunos agentes de lastminute.com se han visto sorprendidos al convertirse en confidentes de la vida amorosa de los clientes. Uno de ellos, por ejemplo, preguntó si el hotel contaba con jacuzzi y un colchón confortable ya que estaba buscando una habitación muy sensual.

Por San Valentín, se ofrecen escapadas románticas que, a menudo, incluyen una caja sorpresa que los clientes reciben en la habitación del hotel. En una de las llamadas, un huésped comenzó a hacer preguntas cada vez más detalladas sobre el contenido de este paquete y cómo lo podía utilizar con su pareja. Las consultas llegaron a tal nivel de detalle que hicieron sentir avergonzado al propio agente de viajes que se encontraba al otro lado del hilo telefónico.

7. Deseos especiales: Una de las solicitudes más increíbles recibidas por el Servicio de Atención al Cliente fue la de un cliente que pidió que, mientras él estuviera fuera de vacaciones, el agente de viajes pudiera encargarse de recoger su correo y regar las flores de su casa. Otras curiosas peticiones han sido desde una cama de agua, hasta la organización de una gran fiesta de bienvenida en el hotel para celebrar la llegada de un huésped.

8. Problemas de pareja: Después de regresar de sus vacaciones, un cliente puso una reclamación a un animador del hotel donde se había alojado, por intentar ligar con su novia. En su queja, llegó a solicitar el despido de este trabajador.

Otro caso curioso fue el de una pareja que reservó unas vacaciones, pero poco antes del inicio del viaje el novio rompió la relación. Él no perdió el tiempo y solicitó un cambio de nombre en las reservas para su nueva novia –al mismo tiempo que pidió a lastminute.com que no avisara a su ex pareja sobre esto si se ponía en contacto con los agentes-. Un viaje puede ser la última tabla de salvación de una pareja. Un cliente reservó una escapada de lujo a Venecia, que le costó casi 2.000 euros. A la hora de reservar explicó al agente de Atención al Cliente que se enfrentaba a “fuertes discrepancias conyugales y no le quedaba otro remedio que trabajar duramente para redimirse”.

Otra pareja que contactó a los agentes de lastminute.com estaba obviamente muy lejos de la reconciliación. La mujer telefoneó para realizar una reserva para ella y su perro. Explicó que su mascota podía viajar con ella, su marido no.

9. Para gustos, colores: Es bien sabido que los colores pueden ejercer una fuerte influencia en el estado de ánimo. Así debía de pensar el cliente que se quejó porque la ropa de cama y las cortinas de su habitación no eran exactamente de la misma tonalidad.

Otro cliente reclamó porque había tenido que dejar de disfrutar de su querido English breakfast durante unas vacaciones en… Malasia.

10. Descuentos: La excusa más utilizada para solicitar un upgrade, un regalo o un descuento es la de la luna de miel, pero hay algunos clientes que realizan peticiones realmente increíbles. Éste es el caso de un padre que solicitó al agente de viajes que registrase a su hija de 16 años como si tuviera 11, para que el vuelo le resultara más barato. Más radicales son algunos clientes que han llegado a solicitar una única habitación para 10 personas –una petición que se produce de cuando en cuando, con variaciones en el número de huéspedes solicitados-.

2 comentarios

  1. rickisimus2  

    Inspirado por tu entrada hoy le he recomendado a un compañero que "se redima con su mujer".

  2. Nils  

    jajajajaja

Publicar un comentario