Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints


Todos los noviembres, lo mismo. Me preguntan que qué quiero de cumpleaños, de Navidad... y no sé qué decir. Y no será porque no me guste que me regalen cosas o que no necesite, pero entre una cosa y otra no suele haber muchas cosas que desee y, sobre todo, no necesiten de que esté yo para comprarlas. Incluso este año que he tneido que cambiar el armario y necesito ropa no podría decirle a nadie que me regale algo porque prácticamente he renovado ya el armario y lo que falta es demasiado caro para ser regalado o demasiado complicado para acertar y que no tenga que devolverlo y cambiarlo por otra cosa.

Lo habitual sería pedir libros, pero apenas leo y tengo muchos pendientes; o DVD, pero ya no compro ninguno porque me cansé de acumularlos para verlos sólo una vez; o música, pero ya he dicho que casi que prefiero una tarjeta de iTunes, salvo excepciones. Y la opción de colonia, cosméticos, velas, etc. está descartada por motivos de sobra conocidos. Así, me tengo que romper mucho la cabeza porque no sólo he de dar ideas a mis padres y a mis hermanos, sino también a amigos que me hacen feliz teniendo detalles conmigo y que este año, por si fuera poco, ven como tampoco les puedo aceptar viandas, chocolates y demás ricos bocados que de tantos apuros les sacaban con su amigo glotón (o sea, yo).

Estoy por comprarme un viaje, hacer participaciones como en las listas de boda y el que quiera, que me regale una o varias. Igual mato dos pájaros de un tiro... o quizás sigo pensando regalos, no vaya a ser que encima me quede sin ninguno por no haber dado ideas a tiempo y estar en las nubes... Pussar och kramar!

0 comentarios

Publicar un comentario