Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints


He vuelto al cole. Mejor dicho, a la Universidad. Pero no para empezar una carrera, que uno no está ya para cambiar de profesión, sino para aprender un poco más de la lengua de Astrid Lindgren. Así es. Me he matriculado en sueco, en nivel 1A para ser exactos, y lo he hecho en la Complutense, lo que me convierte en alumno de una universidad pública. ¿Alumno? Bueno, más bien primo pobre, porque ni nos dan carné ni creo que tengamos derecho a ello. Nos limitamos a pagar y punto... o eso creo, no nos han dicho nada al respecto.

El caso es que no pude matricularme en la EOI porque se me pasó el plazo y no quise complicarme la vida esperando posibles plazas libres. Así, aunque sea más caro, el Centro Superior de Idiomas Modernos de la Complutense va a ser mi hogar durante más de veinte sábados hasta mayo. Allí voy a pasar toda la mañana aprendiendo las nueve vocales del sueco, sus particularidades gramaticales y, espero, un sinfín de vocabulario (eso si consigo cumplir mi objetivo de sentarme todas las semanas en casa a estudiar y repasar, porque con un único día a la semana de clase no creo que consiga grandes avances si no trabajo en casa). Esto me va a dejar sin escapadas de fin de semana (salvo la previa a Navidad, que ya tengo el billete comprado y me temo que no lo voy a cambiar por dar la clase), así que algo ahorraré (o me servirá como excusa perfecta para tapar mi paupérrima situación económica actual).

Reconozco que no me falta ni ilusión ni ganas. Me encantó ir a comprar el cuaderno y esta semana tengo que ir a por una carpeta. En dos semanas o así, ya tendré libro (como es un idioma minoritario, el de la librería de la UCM no ha querido hacer el pedido hasta que no le hemos confirmado que lo vamos a comprar... en fin...) y quiero pillar un diccionario de bolsillo en Internet. De paso, he desempolvado mi libro de cuando estudié sueco en Pamplona, con una profesora particular.

¿Empezaré a postear en sueco? ¿Tendré un blog paralelo? ¿Acabaré yendo a Ikea para leer las etiquetas de la comida? Un universo desconocido toma forma este curso 2013/14. ¡Mochila preparada! Pussar och kramar!

0 comentarios

Publicar un comentario