Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Tras leer este post de Raquel GratisTotal, he llegado a la conclusión de que he cambiado por completo mis hábitos de compra. Pero no se trata de un cambio radical sino, como me está ocurriendo con otras cosas en este momento de mi vida, más bien de un pollo sin cabeza. Me explico: gracias a que ahora puedo comprar en prácticamente cualquier tienda (y dado que me he comprado ropa en Seúl y Tokio la lista empieza a ser casi del 100% de las boutiques mundiales) estoy experimentando un afán consumista que jamás había tenido en lo que a ropa respecta.

No nos equivoquemos, no es que antes me vistiera con lo que fuera o cupiera y estuviera amargado por ello. No. Yo vestía como me gustaba y no me compraba nada que realmente no me hiciera ilusión. La prueba está en que sigo vistiendo con más o menos el mismo estilo, aunque sí quizás incorporando patrones diferentes cuando creo que me beneficia. El caso es que ante tanta variedad, me veo muy tentado a comprar sin parar, lo cual es justo lo que menos me conviene ahora que mis ingresos son tan reducidos.

Es por ello que empiezo a sorprenderme por otro cambio de actitud ante las compras. Después de la excitación del 'me lo llevo todo' que tuve hace unos meses, me estoy viendo a mí mismo en un rollo zen y elevado que también me sorprende. En Tokio visitamos dos Muji buscando un polo como el que me compré por casualidad unos días antes y que me encantó. El día de la compra había más colores y como no me fijé en ellos, sino sólo en el que compré, quise volver y, si algún otro me gustaba, hacerme con él.

No fue posible. Era una prenda en rebajas de remate final y se ve que, o ya no quedaba nada o, como yo creía, la habían retirado. Podíamos haber ido a un tercer Muji, mucho más grande, pero decidí que "si el destino no quiere, no quiere". Y estos misticismos a la hora de comprar, ni son propios de mí, ni sé de dónde han salido. ¿Será culpa de que ahora tomo infusiones? Pussar och kramar!

0 comentarios

Publicar un comentario