Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Hay años en los que cuesta decidir el destino de las vacaciones. No ha sido el caso de las de este 2013, ya que familia obliga. Y no, no me refiero que tenga que irme a Jerez (aunque precisamente ahora esté disfrutando esta semana de mi tierra) o, peor, a La Rioja durante el mes de septiembre. Gracias al intelecto de mi cuñado, que está realizando su doctorado en Tokio gracias a una beca del Gobierno nipón a la excelencia, nos vamos al Imperio del Sol Naciente.

Será durante la primera quincena de septiembre, ya que la idea era irnos cuanto más tarde mejor. Por un lado, para que mi cuñado lleve ya un tiempo allí y pueda conocer sitios a donde llevarnos. Por otro, por mi dieta, para ir con más kilos perdidos y más en forma.

Eso sí, hay antes una parada técnica en Seúl. Sí, volvemos a Corea. Muchos años después de nuestra visita, es hora de disfrutar sobre el terreno de todo lo que hemos aprendido en el último lustro de gastronomía, moda y música coreana. ¡No puedo esperar! Luego seguimos viaje a Japón, donde descubriremos Tokio, Osaka, Kioto y otros rincones muy exóticos para un occidental.

Por cierto, que me equivoqué de aeropuerto (entre Nagoya y Haneda) y acabé comprando un billete de avión entre Seúl y Nagoya, que está a más de tres horas de Tokio. No pude cambiarlo, así que me tocó comprar otro billete, lowcost con AirAsia, pero a Narita, que sí está en la capital. Ambos billetes juntos seguían siendo más baratos que uno de una aerolínea tradicional, así que el que no se consuela... Para mi sorpresa, el otro día me llamaron al móvil desde AirAsia para decirme que el vuelo a Nagoya había sido cancelado y me devolvían el dinero, el cual ya daba por tirado a la basura... ¿Será una señal de que nos espera mucha y buena suerte en nuestro paseo por Oriente? Pussar och kramar!

1 comentarios

  1. Sufur  

    Lo vai a flipar. Japón es la bom-ba :-)

Publicar un comentario en la entrada