Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Que te cancelen una serie que te gusta nunca es buen plato de digerir. Da igual que la oferta sea ingente, sigue siendo 'esa serie'. Pero que lo hagan con nocturnidad y alevosía, es decir, cuando ya han emitido la temporada y aún no han empezado la siguiente, es una canallada que debería estar prohibido. Que la quieres cancelar, perfecto, pero si has dejado el final abierto, por respeto a los telespectadores, haces un esfuerzo y grabas uno o dos capítulos más con un final digno y chimpún.

Es lo que pasó con Drop Dead Diva. Las aventuras de la modelo en el cuerpo de una obesa abogada californiana se cancelaron cuando ya se había emitido el final de la cuarta temporada. Como era habitual, el último capítulo se quedaba en una situación de tensión dramática, que obligaba a querer ver el comienzo de la siguiente tanda de capítulos para saber qué pasaría con Jane y sus amigos y socios. Pero no, plumazo de la cadena y adiós muy buenas. Todos con la cara partida.

No sé qué habrá pasado, pero alguien con sentido común decidió que eso no podía ser y muchos meses después ha vuelto a emitirse en Estados Unidos la que supongo que será última temporada, con una historia que se cierre y que deje a todo el mundo contento. ¿En serio era tan difícil hacer las cosas bien? A corto y medio plazo, jugar con el telespectador sale muy caro... Pussar och kramar!

1 comentarios

  1. starfighter  

    Por desgracia es una práctica bastante habitual, sobre todo en aquellas que están empezando. Si te empiezo a contar casos no acabo. Resulta curioso y muy frustrante en las que ya están consolidadas, al menos con tres o más temporadas a sus espaldas; no cuesta nada contratar una temporada corta para cerrar argumentos y darle una salida digna.

Publicar un comentario en la entrada