Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Olviden todas las reglas del escaparatismo. No se trata de enseñar lo mejor de la colección, ni siquiera de insinuar sin mostrar. Es más, ya puestos, dejen a un lado esos grandes cartelones de rebajas o promociones varias que tapan prácticamente el ventanal de las tiendas y que no permiten ver el interior. Lo último es no tener escaparate. O al menos eso es lo que pregona el diseñador de moda masculina Thom Browne, que no sólo ha revolucionado el mundo de las tendencias con su machacona insistencia por recuperar las líneas retro de los años 50 y 60, sino que parece dispuesto a marcar un antes y un después en la experiencia de compra.

Browne ha abierto su primera tienda fuera de Estados Unidos. La ciudad elegida ha sido Tokio, concretamente el distrito de Aoyama. Pero saber que estamos ante la boutique, sin saberlo previamente, es misión imposible. Una pared grisácea y una minúscula puerta, con una cortinilla de aluminio cual oficina cutre, es lo único que encontraremos paseando por la acera. Eso sí, ha tenido el detalle de escribir su nombre en un vinilo en la puerta, no vaya a ser que algún despistado se confunda y entre pensando que es una oficina de la zona o un despacho de billetes de tren.



El interior está en consonancia con este ascetismo estético. Pocas prendas, colocadas en unas cuantas burras, un par de butacones y parte de la colección de gafas de vista y sol sobre una mesita baja es prácticamente todo lo que vamos a encontrar. ¿Contención de costes? ¿Revolución estética? ¿Minimalismo extremo en gris? Todo es posible, es el genio de Thom Browne. Pussar och kramar!

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada