Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



¿Es la petanca el juego más 'chic' del verano? A juzgar por lo que se cuece en París, la respuesta es afirmativa. Este lunes lo pude comprobar. La empresa Vente-Privee organizó en una de las mansiones con jardín más interesantes del centro de la capital francesa, el Hôtel Salomon de Rothschild (Valentino lo eligió para su último desfile de Alta Costura), una de esas fiestas en las que hay que estar sí o sí y en la que todo giraba en torno a esta 'competición de abuelos' que ahora es reivindicada por el público 'hipster'.

La fascinación de las firmas de lujo por la petanca no es nueva. Precisamente Louis Vuitton presentó hace algunos años un estuche especial con bolas creadas con piel de becerro y con su inconfundible estampado Monogram. Independientemente de que jugaras o no, eso era una señora fiesta. Los de Vente-Privee saben organizarlas. No había un número excesivo de invitados, tampoco huecos vacíos, y no faltó ni bebida, ni comida ni, sobre todo, barras en las que pedir tanto lo primero como lo segundo, que no hay nada más cutre que tener que hacer cola para hacerte con un refresco, un cóctel o un bocado.

Grandes fuentes de frutas, otras tantas de hortalizas (había una que no sabíamos qué era, a rayas rosas y blancas), dos puestos de mini-perritos, otros de helados en mini-conos, una parrilla de brochetas de carne, cous-cous... Vamos, todo un lujo en compañía de personas relacionadas con la industria de la moda de todo el mundo, ya que coincidía con una feria sectorial en la ciudad (sí, gente de la moda que se deja el dinero en la industria y que no busca exclusivamente el postureo...).

Y dentro de la mansión, una zona en la que divertirse haciendo un poco el bobo mientras te fotografiaban con sombreros, gafas, fulares... Una noche redonda. Pussar och kramar!

0 comentarios

Publicar un comentario