Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

He descubierto la web 'The Luxury Journal' gracias a mi amiga Carmen Caro y desde entonces no he parado de leer artículos en ella. Me ha llamado la atención uno en el que la autora narra en qué se fija cuando conoce a un hombre. Es lo que ella llama "escáner-test", básicamente un examen rápido de unos 20 segundos aproximadamente de pequeños detalles que "marcan la diferencia":

"Qué zapatos ha elegido para la cena; si usa o no reloj (si no lo usara puedes preguntarle si tiene hora para ver su teléfono móvil o para obtener una respuesta del tipo “olvidé el reloj en la taquilla del gimnasio” y se obtienen así un par de datos más); si se muerde las uñas para ver si es nervioso o inseguro; Si el perfume que lleva puesto es ácido o dulce; Si se ha manchado durante la cena; Qué marca de tabaco fuma; Si se depila o no las cejas; el color de sus ojos y si te mira con seguridad al hablar o si por el contrario evita el contacto visual; si gesticula sospechosa y femenínamente más de lo que debiera o si sus gestos son firmes y escasos; si se agujereó alguna vez las orejas en alguna época de rebeldía adolescente fijándote en el lóbulo…".

He llegado a la conclusión de que soy un tipo bastante simple. Cuando conozco a un hombre no me fijo en tantas cosas, y mucho menos en apenas 20 segundos. Será precisamente "porque soy un hombre" y, como dicen muchas mujeres, nosotros no nos fijamos en esas cosas, pero yo creo que es porque no necesito tanto estudio. Es decir, dependiendo de la situación, en los primeros segundos en los que conozco a alguien, sólo me fijo en si me resulta guapo y/o atractivo. Eso ya determina el resto.

Sé que soy un poco radical. Si es guapo, se le perdonan muchas cosas de entrada. Si es feo, no hay tanta benevolencia. Cuando ha pasado un tiempo prudencial, todos pasan a ser evaluados con el mismo criterio. Pero cuántos feos llegan a estar ahí ese tiempo sin que me hayan producido desinterés... Pues muy pocos. C'est la vie. Pussar och kramar.

2 comentarios

  1. MEG  

    Yo también hice el test a mi marido cuando lo conocí. No me fijé tanto en si era guapo o no (es normalito), sino en el resto de cosas adyacentes, que dicen mucho de la persona.

  2. Di  

    No creo que seas simple. Tú concepto de "guapo" o no probablemente incluya muchas de esas cosas o las que son equivalentes para ti.
    A lo mejor tú no le das importancia a lo del reloj y sí a la ropa o la manicura. Cada persona tiene sus manías y sus preferencias y en esos 20 segundos se pueden ver muchas cosas.

Publicar un comentario