Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Lo he intentado pero no recuerdo cuál fue mi primera compra en Internet. Reconozco que siempre he sido poco cauto para estas cosas. Cuando se enteraban, hace unos años, que comprabas a través de la web, todos se echaban las manos a la cabeza porque pensaban que los datos de tu tarjeta de crédito pasaba, automáticamente, a formar parte de una base de datos del hampa, la misma que dejaría sin ahorros todas tus cuentas bancarias. A ver, que una cosa era que no me creyera los miles de correo spam de banca electrónica que me enviaran y otra que desconfiara por completo del sistema.

Supongo que sería un billete de avión. Creo que es lo que más he comprado nunca, incluso ahora, cuando he diversificado mucho mis adquisiciones vía web: música, ropa, libros, regalos, viajes y paquetes de vacaciones... Lo que aún no he podido añadir a esa lista ha sido el vino. Supongo que será por el hecho de no ser bebedor, porque no será por las posibilidades que hay en este campo.

Según el estudio 'Los compradores europeos de vino on-line', cuyas conclusiones me han resultado bastante interesantes, parece ser que son los apasionados de la enología los que más han confiado en Internet para conformar su bodega, e incluso gastan más en las botellas que los que sólo las compran del modo tradicional (hasta 14 euros). Además, al permitir una red de distribución más pequeña y efectiva, en tanto que los costes pueden reducirse, permite consumir y descubrir vinos de otros países, que no siempre están a mano (es el caso en España del vino de Il Borro, que fabrican los Ferragamo y que sólo se pudo adquirir en Vente-Privee).

De hecho, fue uno de los socios fundadores de esta firma de venta online, Xavier Court, quien presentó en el último Vinexpo de Burdeos las conclusiones del estudio. La empresa francesa bien puede considerarse un distribuidor de altura. Con más de 2,5 millones de botellas vendidas en 2012 -25.000 botellas en España- y una facturación de 30 millones de euros en el sector, Vente-Privee es el distribuidor online de vinos y espumosos líder del mercado galo.

Del mismo modo, proliferan los clubes por y para amantes del vino, con compras que se realizan por prescripción, suscripción y venta directa. Es el caso de las empresas españolas Todovino o Bodeboca, que llegaron a aliarse con el servicio abordo de Iberia, la primera, y que permiten comprar vino a precios muy competitivos, ya que las botellas les llegan directamente de las bodegas a sus almacenes y las ventas son en cantidades pequeñas para evitar sobrantes.

Me pregunto, si me animara a comprar vino por Internet, qué etiqueta sería. Supongo que un blanco, afrutado y meloso, que son los que más me gustan. Un alemán, de las bodegas que bordean Stuttgart, donde probé el mejor vino dulce que jamás haya tomado. Una pena no recordar su nombre... aunque para qué, si el dueño nos comentó que todo lo que embotellaba estaba ya vendido a Oriente Medio. Estos millonarios...
Pussar och kramar!

2 comentarios

  1. MEG  

    ¿Pero en Oriente Medio los musulmanes toman alcohol?

  2. Nils  

    Pues no deberían, pero qué quieres que te diga... A saber luego en sus casas...

Publicar un comentario