Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Hacía tiempo que no escribía sobre mis vicisitudes deportivas y creo que ya toca. No, no he vuelto al gimnasio como tal. Sigo haciendo deporte en la Clínica y justo esta semana comienzo una nueva rutina que me va a duplicar las horas de ejercicio, así que espero que se mejore la quema de grasas y acelere un poco el proceso de adelgazamiento. Como se trata de no pasarse, y allí son rutinas adaptadas, voy a poder hacerlo todo sin miedo a lesiones.

El caso es que estos días estoy bastante animado porque me empiezan a salir muy bien los ejercicios y estoy trabajando especialmente bíceps y tríceps, así como las articulaciones superiores. Para mí es importante porque me encantaría, una vez llegue a mi peso, poder tener un cuerpo, además de delgado, bien definido y es esencial 'tener bola'. Me sigo quedando embobado cuando mi profesor de pilates me dice cómo he de hacer algo y, de repente, flexiona el brazo y su antebrazo se convierte en una bola tremenda de músculo. ¡Eso quiero yo!

Ayer por la mañana, haciendo otras rutinas con mi entrenador de fitness, tuve que ponerme con él de pareja para unos estiramientos. He empezado a sospechar que igual son mis compañeros que me boicotean, pero era la primera vez que trabaja con el profe y me ha salido todo genial. Incluso me ha felicitado.

La cosa marcha. Gano en flexibilidad y confianza a la hora de hacer las cosas; eso sí, no consigo hacer varias cosas a la vez. Si me fijo en la postura y la respiración, se me va la posición de los pies o doblar las rodillas, y si me esfuerzo en mantener el brazo donde toca, me pongo a hacer apnea sin darme cuenta. Vamos, que sigo siendo un novatillo... Pussar och kramar!

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada