Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Si este blog fuera un diario, hubiera sido todo un pecado mi ausencia de la última semana. La mudanza, como supongo todas las mudanzas, ha sido de órdago y ha dejado situaciones de todo tipo que necesitarían de más de un post para ser contadas. Pero como no es precisamente un diario personal, bastarán cuatro pinceladas.

Ya estoy en mi nuevo piso. Hemos salido ganando con el cambio: más espacioso, más luminoso y más habitaciones. Hay un menos: pagamos menos alquiler. Y también un contra: no hay ascensor. Pero se trata de un segundo, lo cual no es un impedimento (salvo en la mudanza en sí, que sí que echaba de menos un ascensor muchas de las veces que cargué bolsas, muebles y demás de un lado a otro). Y como ahora tenemos vecinos abajo, pero no arriba, hay otro giro más (antes era al contrario). El barrio, al ser el mismo, no nos ha deparado grandes sorpresas, pero es interesante ver cómo un simple cambio de perspectiva puede dar una imagen diferente y, por qué no, también novedosa.

Esta semana que hoy comienza espero que sea ya la del asentamiento definitivo. Quedan algunos flecos, como colgar las cortinas, encargar el cabecero de la cama o comprar una silla de ordenador, pero son detalles; lo importante ya está hecho y no sería bonito no agradecer la ayuda de los amigos que nos echaron una mano para que así fuera: Alberto, Nacho, Antonio, Sara... Y puedo prometer y prometo que no pienso hacer más mudanzas en bastante tiempo. Sobre todo porque ahora sí vivo en un sitio que me apetece convertir en un hogar y tengo ganas de disfrutarlo.

De hecho, hay algunas paredes que hemos dejado en blanco precisamente para decorarlas más adelante, con nuevas adquisiciones, imágenes que nos encanten y que sean el reflejo de lo que nos depara el futuro. Mucho mejor la casa a medio hacer... Pussar och kramar!

3 comentarios

  1. Di  

    A disfrutarla!

  2. Sufur  

    ¡Enhorabuena!

  3. MEG  

    Yo llevo ya tres años viviendo con mi marido (primero fuimos pareja). A pesar de que es su casa en propiedad y que la hemos ido decorando/reformando, aún hay cosas que no hemos puesto y que están pendientes, como un buen cuadro en el dormitorio o unas estanterías adicionales en el despacho.

    Es mejor que disfrutéis de las cosas poco a poco, lo más importante suelen ser los objetos cotidianos (sobre todo, ropa y menaje). Lo demás, ya llegará.

Publicar un comentario en la entrada