Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Lo malo de querer hablar de una forma engolada es que hay que estar muy convencido y muy seguro de lo que se dice en todo momento. Inpendientemente de que pueda sonar extraño, falso o cursi, se trata de un modo de comunicarse bastante molesto, pero lo peor es que quedes, además de petulante, como un auténtico ignorante.

Un síntoma de esto es el uso reiterado de fórmulas absurdas y frases hechas, algo que abunda mucho entre periodistas. Un caso muy llamativo es una fórmula muy manida por parte de informadores latinoamericanos de nombrar a los países añadiendo su sistema político. Por ejemplo, en vez de Argentina, decir "la República Argentina". Está tan extendido, que muchos ignorantes lo usan sin saber qué dicen realmente. El otro día lo tuvo que aguantar Mariano Rajoy en Colombia. Desgraciadamente, es un fallo que oigo o leo continuamente en medios de Hispanoamérica. ¿Tan difícil es, simplemente, decir el nombre del país? ¿Tan complicado entender la diferencia entre monarquía y república?

Que no digo que los periodistas españoles no tengamos fallos generalizados (nadie es perfecto, yo el primero), pero hay errores y errores... Pussar och kramar!

1 comentarios

  1. rickisimus2  

    Casi se me corta la digestión al leer el titular.

Publicar un comentario