Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Cuando el público salía del Malmö Arena, un camión ya daba la bienvenida a Eurovisión 2014, en un alarde de previsión por parte de la DR (la televisión pública de Dinamarca). Algunos precisamente han criticado este gesto, así como los resultados finales, por su falta de sorpresa, como "si estuviera preparado". Llevo muchos años de eurofán declarado como para saber que nunca hay nada ya escrito y que todo puede pasar. De hecho, aunque la victoria danesa ha sido incontestable, yo pasé buena parte de las votaciones preocupado por el ascenso de Azerbaiyán. En este caso, las favoritas quedaron muy bien, y sólo Grecia se coló en el top, pero de ahí a decir que no hubo ninguna emoción...

Una vez más, mis canciones preferidas no han quedado bien. Salvo el caso heleno y Noruega, el resto (Finlandia y Estonia) fueron a parar al fondo de la clasificación. Ya en el camino se quedaron Austria y San Marino. Esto hace que me cuestione qué tipo de eurofán soy, porque nunca ganan las que más me gustan y reconozco que el tema de Dinamarca no me llama la atención. Supongo que seré de esos a los que el resultado no les influye tanto y prefiere dejarse envolver por la magia del festival.

El que no debe hacerlo mucho es Federico Llano. El responsable de TVE en Eurovisión debería presentar su dimisión. Cada vez son más las voces que lo piden y denuncian su falta completa de sensibilidad por hacer de la candidatura española un caballo ganador. Afortunadamente, los eurofans estamos curados de espantos y ya nos conformamos con que la canción de España no sea bochornosa. Este año pasaba desapercibida hasta para nosotros mismos, pero al menos no daba vergüenza. Pero si se quiere ganar, o al menos quedar bien, hay que trabajar desde el minuto 0, y ahí es donde Federico Llano no quiere, no le interesa o no sabe. Con autores que sí sepan de qué va el festival, artistas que den la talla y, sobre todo, canciones redondas y modernas, se pueden conseguir buenos resultados. Es cosa de tomárselo tan en serio como hacen los países que sí ganan el festival; tomar ejemplo.

Aún quedan 12 meses para saber qué pasará en Dinamarca. De lo que estoy convencido es de que volveremos a tener un show inolvidable y que de nuevo nos reunirá en torno al televisor, en la hermandad musical más grande del mundo. Pussar och kramar!

2 comentarios

  1. Max de Winter  

    Mis favoritas: Noruega, Azerbaijan y Rusia. Lo de España fue injusto. Debería haber sido la última.

  2. Di  

    No entiendo como puedes decir que la canción española no era un espanto. Como dice Max, teniamos que haber quedado de últimos.

Publicar un comentario en la entrada