Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Ya está aquí de nuevo nuestra cita con la Agencia Tributaria. Este año, afortunadamente, me vuelve a salir a devolver, por lo que estoy muy contento. Es un poco menos que el que recibí en 2012, pero suficiente como para poder invertirlo en mis futuras vacaciones estivales, cuya financiación era un tema que me tenía bastante preocupado.

Hacer la Declaración de la Renta implica elegir a quién donar el 0,7% de lo declarado sin coste para el usuario. Unos eligen a la Iglesia Católica, otros a fines sociales, algunos a ambas, ya que se pueden marcar las dos, y existe una cuarta opción: a ninguno. Yo me he decidido por ésta en los últimos años. La razón por la que dejé los fines sociales es mi perplejidad y asombro al conocer que parte de ese dinero, además de a ONG's y fundaciones de ayuda a los más necesitados, también va a las cuentas de FAES, la Fundación Pablo Iglesias y otras entidades relacionadas directamente con partidos políticos.

Yo no quiero que ni un euro de mi Renta vaya a pagar nada de FAES o cualquier otra fundación de partidos políticos. No entiendo que haya que apoyar desde el Estado este tipo de entidades, que además reciben subvenciones por otras vías. Los fines sociales deberían ser 100% solidarios y, si no, que se lo den al CSIC, que está al borde del cierre. ¡Eso sí que sería un bien social para todos los españoles!

No sé qué harán en el Ministerio de Hacienda con ese 0,7% de mi declaración que no va a ningún lado. Me gusta imaginar que va para ayudar la hucha de las pensiones, o los subsidios de empleo. Me conformo que no se invierta en tinto para que Aznar se emborrache en alguna de las convivencias de FAES. Pussar och kramar!


0 comentarios

Publicar un comentario