Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



El domingo asistí a lo que se me vendió como un nuevo musical de Mecano. Pero no fue así. Es decir, el teatro musical, como el cine, pasa por contar una historia guionizada con la ayuda de canciones. En este caso, la obra 'La fuerza del destino' no es tanto una acción narrativa como un homenaje puro y duro a Mecano, como un concierto con atrezzo. He de decir que, sin ser muy fan del trío musical, lo pasé bastante bien. Y no sólo porque hubiera un bailarín con el cuerpazo y culazo más merendables de los que haya visto en siglos, sino también porque los chicos cantaron bastante bien e hicieron disfrutar al público (aunque quizás el volumen de los músicos estaba bastante alto).

En algún momento de la obra pidieron al público que cantara, que se pusiera en pie y que jaleara. Reconozco que me costó sumarme a ello. Me pasó lo mismo cuando fui a ver 'Espinete no existe', aunque en este caso me pareció aún más grave. Yo no sé los demás, pero yo no voy al teatro para interactuar ni para formar parte del show. A mí me gusta ver una obra, que se me entretenga y que lo que haya pagado se justifique. En el caso de la obra de Eduardo Aldán, pasarte casi la mitad de la misma haciendo participar al público en vez de contar monólogos, hacer trucos de magia o cantar, me pareció una desfachatez. Para eso, cobra menos y haz una obra más corta, pero al menos que no te haga sentir estafado porque te has tirado media hora siendo tú y no el actor el que hace las cosas de la función. En el caso del musical no fue para tanto, porque sólo pasó en dos canciones, cuando duró más de dos horas, pero me recordó al monologuista.

Igual es mucho pedir. Pero una cosa es un guiño al espectador, como en el teatro de marionetas, cuando los niños avisan a Caperucita de que el lobo está a su espalda, y otra cosa que el artista se siente a ver cómo el público es quien realmente hace la función y, encima, pagando por ello. Pussar och kramar!


0 comentarios

Publicar un comentario