Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Esta semana la cosa va de ropa interior extraña. Me gustaría decir inútil, pero al igual que los de ayer de Aussiebum pueden resultar muy fresquitos para quienes lo usen, los de hoy tienen hasta patente científica que los avala. Me refiero a los Snowballs, unos calzoncillos que prometen asegurar la fertilidad del esperma gracias a que poseen una pequeña bolsa en la parte delantera donde se coloca una bolsa de gel frío que refresca los testículos y, con ello, los espermatozoides. ¿Cómo te quedas? Pues muerta, claro.

Los ha creado la empresa norteamericana Procreativity, especializada en todo tipo de tratamientos y elementos en busca de la fertilidad humana. En este caso, los bóxer están hechos de algodón orgánico 100% y el gel es Carboxymethyl Cellulose Sodium, un material que se mantiene frío bastante tiempo y que no es tóxico ni inflamable (en el caso de que un calentón testicular pueda realmente prender fuego al escroto, claro). Y todo ello en bolsitas biodegradables.

Según la empresa, estudios médicos han demostrado que si reducimos la temperatura de la bolsa escrotal entre 2 y 5 ºC es posible que un hombre infertil por la pobreza de su esperma enriquezca sus espermatozoides hasta el punto de poder fecundar un óvulo. Y como el proceso de creación de la simiente masculina es de 74 días, serán necesarias 10 semanas de ir con la huevera enfriada para que la cosa funcione.


El proyecto de venta aún no es una realidad. Sus creadores necesitan 20.000 dólares para que los primeros compradores, que habrán pagado 55 dólares por tres pares, los puedan probar y empezar a enfriar sus partes. Que suena a tongo, sí. Que suena a broma, aún más. Pero que llevan casi 3.000 $ recaudados, también. Pussar och kramar!


0 comentarios

Publicar un comentario