Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

¡DRAMA! No pensé que me pudiera pasar, pero ocurrió. Todo transcurría con normalidad. Esta mañana fui al gimnasio un poco más tarde porque tuve que esperar a un mensajero. Así, sobre las 11 entraba en las instalaciones. No me sonaba ninguna cara, algo que no me extrañó porque a esas horas yo ya suelo estar fuera. Además, el nivel de merendabilidad estaba por los suelos, hasta casi el final que llego el chico moreno del culazo y cuerpo 10. De hecho, sólo merecía la pena de verdad un chico algo mayor que yo con unos pectorales increíbles y no mazado (como creo que me lleva unos años, me alegré de poder pensar "ojalá esté como él de mayor"). Pero el resto, nada.

Pero el drama no fue esto, fue el darme cuenta, cuando me subía a la cinta y la ponía en marcha de que ME DEJÉ EL IPOD EN LA TAQUILLA!!!! Como imaginé, se me hizo todo mucho más lento que de costumbre (me daba pereza bajar una planta para ir donde las taquillas, abrirlo todo, rebuscar en la bolsa...).  Mi subconsciente dijo que podía hacer las veces de iPod y hacer sonar canciones en mi mente. No sé qué hice, pero no podía parar de resonar en mi cabeza esta canción...



No le deseo a nadie esos 45 minutos largos que no conseguí quitármela de la cabeza. Gracias desde aquí a quien tuvo la feliz idea de poner música en el gimnasio, nunca me alegré tanto de oír a Nancy Sinatra.

Coincidí con un chico joven, no sé si tendrá ya los 20, que estaba en una cinta mientras yo pedaleaba en las bicis. Es muy obeso y estaba haciendo varias de las cosas que a mí me ha prohibido y que me han explicado que ni se me ocurra hacer hasta que no pierda bastante: correr y entrenar con zapatillas planas. Estuve tentado de decirle algo, pero me dio cosa y no me hubiera sentado nada bien que me mandara lejos y que me limitara a mis asuntos. El caso es que me callé, pero espero que alguien le diga algo porque es una pena que se esté pegando esa paliza para perder peso cuando va a perder mucho más con una caminata a velocidad alta pero sin correr y con un calzado que amortigüe su peso, lo que le permitirá aguantar más tiempo sin que le duelan los pies. Parece que no, pero se aprenden muchas cosas con esto del fitness. Pussar och kramar!

1 comentarios

  1. Di  

    Pues quizás si vuelves a ver a ese chico deberías comentárselo en plan buen rollo.

Publicar un comentario