Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



No soy lo que se dice un 'auryner', es decir, un fan a ultranza del grupo Auryn, pero reconozco que me gustan muchas de las canciones que les he oído y que saben (o quienes les llevan la carrera musical) escoger bastante bien sus singles, pues son los mejores temas de su, hasta ahora, único disco. Este fin de semana lanzaron la primera de las canciones del que será su segundo trabajo y 'Heartbreaker' me ha convencido, a pesar de sus errores con el inglés (me pregunto si, en el caso de que Olly Murs fuera famoso en España, hubieran presentado ese single y otro, o si le hubieran cambiado el nombre). Tengo curiosidad por oír el resto de temas y me encantaría encontrar perlas como 'Breathe In The Light'.

El caso es que, como suelo seguir lo que hacen, no he podido dejar de fijarme, y asustarme, de lo que está siendo el fenómeno Auryn. De hecho, cuando actualizan su Facebook o alguna otra red social, es increíble el tipo de mensajes que les dejan las miles de fans adolescentes (y algunas no tanto). Me pongo en la piel de los chicos y creo que tendría mucho miedo. Sí, es cierto que si están consiguiendo hacerse un hueco y vender como lo hacen es gracias a esas hordas, pero pocas cosas me dan más pavor que imaginar a cientos de adolescentes histéricas gritando para poder acercarse a mí. Aquí algunos ejemplos:








Yo no sé si los chicos leerán o no los mensajes (por higiene mental, espero que no), y si las chicas se dan cuenta de las cosas que dejan y de lo fanáticas que son. Menos mal que, si no hay sorpresas, este tipo de cosas se curan con la edad... Y todo esto es aún más complicado si tenemos en cuenta que los chicos, independientemente de que sean heteros o no, tienen entre 21 y 24 años, es decir, edades algo mayores para que una niña de 14 años se fije, o eso creo yo. Juegan con la imagen para parecer de 17, y lo consiguen, pero espero que, cuando alguno tenga pareja pública y salga en las revistas, no rompan muchos corazones y haya fila de fans para arrancarse el corazón. ¡Que ser fan es muy duro! Pussar och kramar!



0 comentarios

Publicar un comentario