Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



En el mundo del deporte, enero es el mes por excelencia del rally Dakar. Coincidiendo con la prueba, una de las más duras del circuito de rallies, ha comenzado en Francia una campaña de publicidad protagonizada por el piloto Sébastien Loeb, uno de los galos más atractivos y que a sus 38 años hace suspirar a muchos. La campaña es para la firma de cosmética masculina Mennen y en ella podemos ver al campeón afeitándose o acicalándose (me llama la atención la axila perfectamente depilada de Loeb; supongo que por estética y no porque aporte algo al desarrollo de la conducción).



Pocas veces una campaña con un personaje famoso puede resultar tan efectiva. Sébastien gusta a todos. Muchas esposas apreciarán su belleza y virilidad y verán con buenos ojos a la marca, así como puede que suspiren por verle con el torso desnudo en las pausas de sus programas favoritos. Los chicos heterosexuales, por su parte, ven a un campeón del motor, una disciplina por la que muchos se cambiarían con él. Además, no es un niñato ni lo pretende, sino un hombre maduro y joven que no hace alarde de ningún tipo de metrosexualidad. A los chicos homosexuales, por otro lado, las razones son todas las anteriores, sumadas. Así, todo el público objetivo contento.

Carlos Sainz acudirá al Dakar. En su caso, sus campañas de publicidad son de otro modo. Yo, por ahora, me quedo con el francés. Pussar och kramar!

1 comentarios

  1. rickisimus2  

    No está mal, pero esa axila depilada: NO, por favor.

Publicar un comentario en la entrada