Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Cuando mi amigo Kike trata de convencernos de que su mejunje de avena con clara de huevo está rico, todos le miramos con una sonrisa de incredulidad. El hecho de que sea un fanático de las dietas, el ejercicio y la musculación le ha convertido en todo un cocinillas de recetas extrañas. Algunas veces, he de reconocer que sorprende con auténticas delicatessen casi sin calorías; pero otras creemos que es más su autosugestión. Lo que voy a escribir ahora no es fruto de mi imaginación ni me he autosugestionado para estar convencido de ello.

Esta semana he empezado a cocinar al vapor. El lunes pasado compré una cacerola que necesitaba y, de paso, me hice con un complemento para éste tipo de cocina. Había visto los moldes de silicona de Lekué (en la foto), pero nunca me ha convencido lo de cocinar en plástico, y me daba más confianza la falsa bandeja agujereada de metal. Pues bien, he de reconocer que los filetes de pollo están mucho más ricos si se cocinan en este sistema que a la plancha; y lo mismo digo de las verduras, aunque esto ya lo sabía porque lo pude comprobar en México. Tienen un sabor más rotundo y necesitan menos tiempo que cuando las hervía. Además, si mantienen los nutrientes, ¿cómo es que no me animé antes a cocinar así?

Así, lo único que he comido esta semana a la plancha ha sido el día que me tocó un filete de ternera (no sé si se podría hacer al vapor pero creo que ya es excesivo).

Estoy contento porque no sólo descubro nuevos sabores para mi paladar, sino que estoy consiguiendo lo más difícil de una dieta: que no te resulte aburrida, monótona, insípida y triste. Al menos en las comidas y cenas, porque lo que es el desayuno... pero eso será otro post. Pussar och kramar!

1 comentarios

  1. Tony Tornado  

    Me encanta este Extreme Makeover paso a paso... :) Ánimo, nene! Que fuerza de voluntad no te falta al menos!

    Bikachus!

Publicar un comentario en la entrada