Archives

Hvad er klokken?

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Lidia Muñoz, del blog Un Papelito, ha conseguido animar al cocinillas que llevo dentro y voy a dedicar parte del fin de semana a preparar esta receta, que si me sale bien podría convertirse en un buen regalo de cumpleaños para el rubio. A ver qué tal, no parece muy complicada y los ingredientes son fáciles de encontrar, por lo que no debería salirme mal. ¡A por ello! Pussar och kramar!


Ingredientes:
125 g de margarina
1 yogur blanco griego
2 vasitos (del yogur) de azúcar
2 huevos
4 vasitos (del yogur) de leche entera
2 vasitos (del yogur) de harina
Mucha canela en polvo

Preparación:
Paso 1: Derrite un poco la mantequilla en un bol grande (será donde mezcles todos los alimentos después), métela unos 10 segundos como máximo en el microondas, pero sin pasarte.

Paso 2: Añade el yogur al mismo bol de la mantequilla y mézclalo.

Paso 3: Añade el azúcar y mézclalo también.

Paso 4: Añade los huevos y vuelve a mezclar.

Paso 5: Añade la leche y de nuevo mézclalo.

Paso 6: Por último añade la harina, mezcla un poco y bátelo todo, esta vez con la batidora.

Paso 7: Una vez que todo quede bien batido, vierte el contenido en un recipiente de horno no muy alto (piensa que tu quesada debe tener dos o tres centímetros de alto) y espolvoréalo con abundante canela hasta que quede totalmente cubierto.

Paso 8: Precalienta el horno a 150 ºC y luego mételo durante una hora a esta misma temperatura. El tiempo también depende del horno que tengas. Si puedes encender sólo la resistencia de abajo del horno perfecto, pero si tu horno no te lo permite, tápalo con un papel de plata para que no se queme la canela y ponlo en la parte inferior.

Gracias a la culjanter Di conocí el Tumblr del diario The Guardian. Allí encontré esta foto, de la que me he enamorado. ¿Alguien sabe si se puede comprar en gran formato para enmarcarla? Sí, soy un freky de los mapas y los colorines y eso incluye planos de metro y banderas. Pussar och kramar!


This is 'The Tate Gallery By Tube' (1987), by David Booth of the design agency Fine White Line. Take a trip through the best examples of London cartography with a selection of pictures from Mind the Map exhibition at London Transport Museum.

¿Quién me iba a decir a mí que mi último viaje a Francia me depararía la inmensa sorpresa y felicidad de descubrir un tipo de M&M que no conocía? Pero, efectivamente, así ha sido. En un pequeño supermercado ahí estaba, de un color morado intenso con círculos negros, ¡una bolsa de sabor chocolate negro (65%) relleno de cacahuete! Yo había probado los de chocolate negro a secas, en su bolsa morada lisa, ¡pero no sabía ni que existía el de cacahuete! Ahora puedo decir que he encontrado mi nuevo M&M favorito. ¡Está riquísimo! Pussar och kramar!



Loreen ha sido justa ganadora de Eurovisión. Que Suecia haya ganado con un 75% de los votos posibles no sólo confirma que la victoria ha sido otorgada unánimemente, sino que echa por tierra, una vez más (y van...), que el vecinismo sea el factor que determina qué países ganan en el festival; especialmente si tenemos en cuenta que Noruega, Dinamarca e Islandia acabaron en los últimos puestos y son tan vecinos como la ganadora. Que sí, que es cierto que por afinidad cultural hay países que siempre se votan, como ocurre entre España y Portugal, pero el hecho de que ningún país repita victoria, que el que gane siempre sea votado por más del 90% de los países o incluso que sea eliminado en semifinales al poco tiempo nos prueba que lo del voto 'comprado' es un consuelo de tontos y un arma de ataque al Festival sin ningún fundamento.

Dicho esto, creo que el de 2013 va a ser un Festival increíble y formidable, porque si alguien sabe hacerlo hoy en Europa, esos son los suecos, que ya preparan un nuevo estadio gigante en Estocolmo que jubilará al Globe Arena de mi corazón.


Hablando de corazón, ayer el mío latió como nunca gracias a Pastora Soler y a la canción que escribió mi querido amigo Tony Sánchez-Ohlsson. Quiero darle a ambos las gracias por lo mucho que me emocioné, por lo que me hicieron sentir, por devolverle la magia a la candidatura de España, a que los eurofans volviéramos a soñar con un buen puesto de verdad. Y aunque se consiguió el objetivo, que era estar en el Top 10, ese décimo puesto es cierto que sabe a poco. Yo también la hubiera colocado en el Top 3, como José María Íñigo, pero creo que un Top 5 o 6 hubiera sido más justo que ese 10. Aunque en Eurovisión las canciones suelen ir a pares y este año fue la preciosa balada de Estonia la que se llevó el premio de los temas intimistas con 'crescendo'. De cierta manera, era el gran 'enemigo' de España y se ve que 'Kuula' gustó más. Se merecieron tan buen puesto, sobre todo tras el descalabro del año pasado, cuando quedaron penúltimas (sí, con los mismos vecinos).

Me da pena que algunas de mis favoritas, como Francia, Islandia o Macedonia no hayan quedado mejor (y el hecho de que España les votara bien a los islandeses me ha gustado mucho). Y Noruega me ha sorprendido que sea última, pero es cierto que la actuación fue pobre y deslucida. Además, como dije antes, en Eurovisión esto va por parejas y el territorio schlager ya era de Suecia, Tooji no tenía posibilidades reales. Quiero pensar que, independientemente del puesto, que no está tampoco nada mal, lo que ha vivido Pastora Soler ha sido tan bueno que no dudará en recomendar a otros cantantes que se presenten a Eurovisión. Tal como está el mercado musical español, la promoción que ha ganado es impensable sin tener que poner una millonada sobre la mesa. Ojalá el año que viene sigamos la estela y llevemos a Estocolmo otra canción y otra artista de la misma valía que este 2012. Pussar och kramar!

Al igual que ocurrió en la Primera Semifinal, la Segunda fue un éxito de aciertos comparado con otros años. Volví a ver cómo 7 de las 10 que yo quería que se clasificaran cruzaban la pasarela hacia la gran gala de mañana sábado.


Me alegré especialmente por Serbia y Macedonia, cuyos cantantes demostraron por qué son las mejores voces de los Balcanes, así como por los grandes reyes del schlager de este año: la megafavorita Loreen por Suecia y Tooji por Noruega. Las apuestas están que hierven y parece que sólo Italia podría quitarle el puesto a la escandinava, aunque seguro que Serbia también espera tener algo que decir y, por qué no, España. ¡Queremos soñar este 2012! Eso sí, si hubo un país que me sorprendió porque no me esperaba su clasificación y se lo merecía muchísimo, ése fue Estonia, con un baladón de los que no te deja frío aunque no sepas nada de estonio.



Por supuesto, hay grandes decepciones, como que no se clasificara Eslovenia, que era un Top 3 para mí; o adivinar cómo demonios se pudo colar Ucrania o Turquía en la final con canciones muy malas y, en cambio, Portugal se quedara fuera. Bravo también por Lituania, un país que no es santo de mi devoción pero que ha mandado a un cantante que él solo se come el escenario, sin coro y sin nada más que su desparpajo.

Ahora toca cruzar los dedos y que la gala del sábado, que veré desde Jerez, sea igual de emocionante que han sido las semifinales. Pussar och kramar!

Hace lo que en tiempo de Internet viene siendo un milenio, es decir, unos dos o tres años terrestres, cuando los blogs estaban en su pleno apogeo y prácticamente todo el mundo tenía uno o varios que actualizaba casi a diario, había una cosa que se llama Feevy y que ayudaba a saber cuándo se actualizaban las bitácoras que leías a diario, así como ayudaba a que los visitantes de tu blog supieran a cuáles estabas enganchado. Al poco tiempo llegó Google Reader y convirtió a la simpática herramienta en obsoleta.

El caso es que uno de esos blogs cuya lectura era obligada y que recomendé a muchos amigos era el del Capitan Achab, un opositor que acabó rindiéndose y emigró a Galicia desde su Madrid natal para buscar suerte como abogado. El humor, sarcasmo, ironía y buena pluma de 'Una Capa de Pluma de Kakapo' lo convertía en uno de los rincones literarios más frescos de Internet. Y así fue hasta que desapareció, de la noche a la mañana. Sin embargo, para alegría de sus seguidores, ha vuelto a escribir. Quizás no lo haga con la antigua cadencia, pero me declaro afortunado si puedo disfrutar de sus andanzas una o dos veces por semana.

Me encantan esos blogueros con una pluma tan ágil y divertida, capaces de convertir su vida en una auténtica obra literaria, llena de humor e interés, que te dejan con ganas de saber más y más. Para mí, son Proudstar, LorzaGirl, María Fdez. Miranda y Achab los máximos exponentes. Sin duda sin ellos esto no sería lo mismo. Pussar och kramar!


Ayer vimos la semifinal más floja de las dos que este año tiene el festival de Eurovisión. La verdad es que, como siempre, no se clasificaron todas las que yo quería, aunque tampoco me voy a rasgar las vestiduras porque lo hicieron siete de las 10 que yo había elegido. La única pena, eso sí, fue Austria. Me gustó mucho cómo los gamberros de Trackshittaz cantaron en el escenario y me hubiera encantado verlos en la final. A cambio, eso sí, estarán los islandeses, con el guapérrimo Jonsi en cabeza (qué primeros planos le hicieron al comienzo de la canción, que casi muero de un subidón de adrenalina).

Las abuelas rusas estaban algo nerviosas pero tenían al público en el bolsillo, así que estuvo muy bien que se clasificaran. Del mismo modo, el moldavo, que fue una de las mejores actuaciones de la noche. Me alegré por Hungría y Albania, países que no suelen pasar a la final y que suelen apostar siempre por temas de calidad. Del mismo modo, Grecia y Chipre llevan canciones que suelen funcionar y, otra vez, no fallaron, aunque no les auguró, sobre todo a los helenos, una buena posición. Chipre puede ser otro cantar...

También me he quedado con ganas de ver en la final a Israel, que me gustó mucho cómo lo hicieron, o los suizos. Montenegro, con quizás la peor canción de la historia del Festival, hizo bien en quedarse fuera de juego, como Bélgica, San Marino y Letonia. Y, cómo no, Rumanía es un país imposible de eliminar, y este año quiere arrasar y va a quedar muy alto con Mandinga, independientemente del voto inmigrante, con una canción que si la llevara España tendría a los eurofans descontentos y los otros países estoy convencido que la dejarían al final de la tabla.

Y como dicen en Austria, woki mit deim popo! Pussar och kramar!


Nosotros en casa no tratamos de adivinar quiénes pasarán a la final, sino cuántas de las que queremos que pasen lo hacen finalmente. Porque estaba claro que Rumanía iba a pasar... Pussar och kramar!


Desde ayer domingo me encuentro en el Macizo Central francés trabajando. Voy a estar tres días conociendo de primera mano algunas de las firmas artesanas de lujo que hay en la región de Veyron, famosa por ser uno de los polos industriales de la manufactura gala del siglo XX.

Aquí se encuentra, por ejemplo, el puente más algo del mundo, en Millau, capital de los guanteros franceses; así como grandes paisajes montañosos, llenos de valles de frondosa vegetación, riachuelos y laderas salpicadas de pueblos pintorescos como Laguiole, otra de las paradas, considerada la cuna de los cuchilleros galos y competencia de Albacete desde hace siglos. De hecho, llama la atención que su artesano más famoso, premiado como el mejor de toda Francia, sea un español afincado en este pueblo.

Como no podía ser menos, tratándose de Francia, confío en que la cuestión gastronómica vaya a ser sobresaliente. Pero si tenemos en cuenta que no me voy a mover en grandes ciudades, sino en pequeños pueblos donde todo se hace al modo tradicional, con paciencia y amor, creo que tendré que darle un 12 o un 13 a los cocineros. Vamos, que ya me estoy relamiendo.

Vuelvo justo para ver la primera semifinal de Eurovisión, así que espero poder comentarla aquí en el blog el miércoles. Pussar och kramar!

Ayer acabó la emisión de 'Mujeres desesperadas' en Estados Unidos. Hoy será cuando empiece a ver la última temporada. No me importa ver series en su idioma original, pero cuando empiezo a verla en un idioma me choca bastante que, de repente, los personajes tengan otra voz. Es por eso que la serie de las vecinas de Wisteria Lane siempre la vea en castellano, con los doblajes que me han acompañado desde hace ya ocho años. No he podido oír rumores, aunque toco madera porque ningún spoiler ha llegado a mi conocimiento aún. De hecho, llevo unos días que trato de no leer Facebook o Twitter con la misma profundidad, ya que no quiero llevarme sorpresas por culpa de algún bocazas que sería fulminantemente eliminado de la lista con la misma rapidez con la que se cargan a algún protagonista de 'Juego de Tronos'.

Las aventuras de los siete reinos es otra de las series que estoy viendo. Reconozco que la segunda temporada me está gustando más que la primera. Puede que influya el hecho de que ésta la tengo que ver semana a semana, un capítulo que se vuelve escaso cuando quieres saber más y más sobre la trama. Además, la primera la vi de un tirón, el pasado enero, en dos días, durante dos días que tuve que estar en casa por culpa de un virus estomacal, por lo que no generé la ansiedad de saber más y más. De hecho, no pensé que vería la segunda, porque no me enganchó.

Enganchado estoy a 'Suburgatory', a 'Awkward', 'Big Bang Theory', a los diferentes 'CSI' y al 'El cuerpo del delito' y a una serie nueva que me pareció graciosa y que apenas lleva dos capítulos emitidos en castellano: 'Diseñando a Jane', la historia de una adolescente que, por error, acaba de empleada a tiempo parcial en una de las firmas de moda más importantes de EEUU al tiempo que debe concluir sus estudios en el instituto. Dos vidas paralelas que son complicadas de llevar adelante. Enredos y adolescentes con Andie Macdowel haciendo de mala. ¿Qué mas se puede pedir? Pussar och kramar!

El sábado vi la película española 'Amigos', que narra la historia de tres amigos que se disputan 17 millones de euros que recibirá en herencia el que consiga más audiencia televisiva durante un semestre. Es la típica cinta que te rellena un sábado o un domingo a la hora de la siesta, cuando se está en el salón mejor que en la calle soportando este horrible calor que ya padecemos. Sin embargo, yo la vi y me fui indignando más y más a medida que iba viendo la historia.

Ya estamos acostumbrados a que TeleCinco no tenga ningún respeto por nada ni por nadie. Aún recuerdo la amarillista y bochornosa cobertura que hizo del accidente de Spanair, cuando metió una cámara en el vuelo de la aerolínea del día siguiente, por citar un ejemplo. Pero ahora ya no se limita sólo a sus programas basura. El colmo de la falta de cualquier ética lo lleva también al cine. 'Amigos' está producida por esta cadena. En su guión se hace un guiño cómico no una, sino dos veces, al accidente que acabó con la vida de Benjamín Olalla, quien fuera atropellado por Farruquito. Estoy convencido de la repugnancia que le habrá provocado a su esposa tener que ver cómo se toma la muerte de su marido como vis cómica en un guión de cine. ¿En serio los guionistas no tenían otra forma mejor de contar la historia? ¿Era necesario hacer mofa de una desgracia tan reciente? ¿En dónde está la risa de la muerte de Olalla?

En mi opinión, Borja Cobeaga, Marta González de la Vega, Arturo González-Campos, Borja Manso, Mónica Martín-Grande, Manuel Ríos San Martín y Diego San José, las siete personas que firman el guión, son escoria, un gran montón de carne putrefacta que ni conocen ni han conocido la humanidad ni la dignidad humana, capaces de vender a su madre por unas risas enlatadas en una película. Menudos sinvergüenzas.

Hoy quiero hablar sobre un tipo de personaje al que llamo 'el prota'. Es de esos personajes que han nacido gracias a Internet y al desarrollo de las redes sociales. Por lo general, 'el prota' es una persona que se cree alguien importante, el protagonista (de ahí su nombre), y vive su vida 2.0 como si realmente fuera famoso, con el comportamiento que anhela tener porque lo que él realmente quiere es ser popular más allá de la red. Es de esas personas que pondrían en su currículum el número de seguidores que tienen en Twitter para justificar que "pertenece a otra clase", que no entienden que no pueda ser interesante qué come, qué viste o qué va a hacer en cada momento porque siempre hay una o dos personas que comentan cuando los escriben, y que se enfadan, y mucho, cuando sus miles de seguidores ignoran esos tuits sobre su camiseta preferida, las 'zapas' que llevan o la canción que ha puesto (por supuesto, con un enlace a YouTube y sin decir de qué va la cosa, porque él "crea expectación"); o no contestan a alguna pregunta que lanzan al viento.

Me he cruzado con varios 'protas' en los últimos años. Por lo normal, y aunque parezca mentira por su soltura en Facebook, Twitter, Tuenti... son personas con muchos problemas a la hora de entablar relaciones sociales reales, en persona y de tú a tú. Prefieren seguir soñando con que el personaje que se han creado es real, de ahí que no entiendan las relaciones en un mismo plano, de igual a igual, sino que sigan sintiéndose superiores, porque el otro no es un amigo o un posible amigo en el futuro, sino un fan o un seguidor. Y si todavía estuviera hablando de gente que canta, actúa o lleva a cabo alguna disciplina artística, sería comprensible, porque él mismo tendría más complicado saber quién se acerca por su arte o por su ser. Pero no, los 'protas' suelen ser gente con trabajos normales, de oficina, aburridos y deprimentes, que han optado por un método de evasión dañino y que están tan ciegos que no se dan cuenta de que si la gente no les dura a su lado más de dos días es por su culpa. Porque, eso sí, la culpa siempre será de los demás, él nunca verá la viga en ojo propio, ni hará examen de conciencia.

Yo hace mucho que me cansé de 'protas'. De hecho, lo hice cuando este perfil no se encontraba en el 2.0, sino en esa gente que se creía que te hacía un favor siendo tu amigo. Es verdad que nunca puedes decir que has aprendido la lección, porque tiendes a creer en la buena fe de los demás, pero cuando llevas en la mochila un buen número de palos importantes, qué necesidad hay de bailarle el agua a estos personajes a los que se les ve a la legua. Bastan dos tuits o dos estados de Facebook para saber que un 'prota' lo es; y basta un click de ratón para dejar de seguirles. Pussar och kramar!


No hace falta conocer la firma de moda australiana Calibre para disfrutar de sus últimos spots, en los que se narran pequeñas historias que ocurren en un ascensor. En una de ellas, dos chicos merendables nos cuentan lo fácil y divertido que es vestirse y desvestirse en un ascensor. La situación es clara: cuando un amigo no va apropiadamente vestido a un evento, hay que echarle una mano. ¿El mejor remedio? Mezclar estilos para que ni uno vaya muy arreglado ni el otro, desaliñado.

Según la firma, el vídeo responde a esto: "Every guys knows that awkward moment when they realise they have not dressed quite right for the occasion. When casual cool just isn’t right! This is when you need to remember Calibre 101: it’s better to be overdressed than underdressed. But when all fails, give this trick a go..". Pero no importa mucho el porqué, basta darle al botón de play y empezar a disfrutar, con palomitas si es necesario.
Pussar och kramar!



PD: Para conocer más sobre la colección y volver a ver a los modelos, pero vestidos, aquí.

Gracias a mi amiga Rosalía, autora del blog de recetas Cocotte Minute, descubrí un curioso aparatejo que, según ella, no falta en ninguna cocina alemana. Está casada con uno de los alemanes más guapos del planeta, por lo que le creí, tanto en el dato estadístico como en las funciones del EIERSTECHER, que es así como se llama el artilugio. Su función es sencilla: evitar que se casquen los huevos cuando se cuecen y, además, que la yema quede en medio y bien cocida. Para ello, hay que realizar un pequeño agujero en la base y en la parte superior del huevo. Se consigue con una ligera presión sobre el aparato, que está equipado con un pequeño punzón de muy poco diámetro. Es importante cogerle el truco para que, al hacer el agujero, la cáscara no se rompa, como me pasó a mí con mi primer intento, pero no cuesta nada pillar cómo hacerlo.

Lo conseguí gracias a una amiga del rubio que, como Rosalía, también está casada con un alemán (por cierto, que se llama Nils, algo que me encanta). Me lo compró allí y me lo trajo el otro día. Ayer cocí dos huevos, previo paso por el 'eierstecher', que también se llama 'el mosquito'. El resultado no pudo ser más deslumbrante. Cocción perfecta y, además, con la yema en su justa mitad. Sin duda, el huevo duro perfecto. Alemán tenía que ser el cacharro... Pussar och kramar!


La llegada de las Olimpiadas ha llenado de deporte y color el mundo de la moda. Siempre he sido un firme defensor de la belleza así que, en vez de perder tiempo sumándome a las críticas sobre el chándal que lucirá el equipo español, prefiero dedicarle algunas líneas a la elección de los nadadores de Francia por parte de HOM para lucir su última colección de baño y ropa interior. A fin de cuentas, ¿quién mejor que un nadador para atestiguar si son buenos o no unos bañadores? Obviamente, aquí no abundan las caras de chicos guapísimos, pero sí las de buenorros reales que lo dan todo en la piscina y que en justo premio pueden presumir de cuerpazo.


No hace falta inventarse nada raro, ni llenar las prendas de banderas tricolores. Basta la presencia de los nadadores para que la relación con las Olimpiadas sea automática. Además, ¿qué mejor manera de apoyar a la industria de tu país que con campañas 100% locales? Lo dije ayer y lo vuelvo a decir hoy: me embriaga y me encanta la elegancia con la que los franceses saben hacer prácticamente cualquier cosa. Comparar esto con las campañas de la Selección Española de fútbol sobre el ahorro energético o las compañías de seguros que les patrocinan es como hacerlo entre un pañuelo de Hermès y un moquero de esparto. Pussar och kramar!




FUENTE: A cause des garçons.


Ayer seguí con bastante interés las elecciones griegas y francesas. Nunca hasta ahora me había sentido seducido por este tipo de eventos políticos, y estoy seguro de que no fui el único que se 'estrenó'. Es cierto que, en su día, preferí que ganara Ségolène Royal, pero tampoco me interesé mucho por esas presidenciales. Este 2012, en cambio, tenía muy claro que todo mi apoyo iría a Hollande, candidato por el que nadie daba ni un duro, cuando todo el mundo estaba convencido de que Strauss-Kahn sería el que sucediera a Sarkozy en el Palacio del Elíseo.

Al principio estaba bastante enfadado con la cobertura que daban los medios españoles a Francia, en comparación con las griegas, ya que los resultados que realmente me interesaban eran los del país heleno, que sí que castigaban o no a Europa y sus políticas equivocadas; y que fueron muy ignorados. Sin embargo, poco a poco empecé a ver lo que pasaba en Francia con otra óptica: la de la envidia sana. Envidia de una democracia mucho más consolidada y real que la española, un país en el que los políticos son elegantes, donde no todo es pancarterismo de tercera, como en España. Esperar que un candidato a La Moncloa dé un discurso como el que ofreció Nicolas Sarkozy apenas 30 minutos de saber el resultado de las encuestas es imposible. ¡Ni siquiera esperó a los resultados oficiales! y habló como un hombre de Estado. Salvo la coletilla final, fue emocionante; tanto como la actitud de los simpatizantes presentes, que también supieron tener estilo hasta para los cánticos.

Aquí da igual que ganen unos u otros. No podemos aspirar a más que a Fátima cheerleader Bañez dando gritos y palmas, un DJ de verbena, gente coreando eslóganes de programas de televisión ("tú sí que vales") y recién electos presidentes del Gobierno botando en un balcón. Porca miseria!


Sí, ya sé que estoy muy pesadito con el cantante islandés, pero, ante semejantes argumentos, no tengo más remedio que caer en sus redes... Pussar och kramar!


Se acerca Eurovisión y en menos de cuatro semanas sabremos si Pastora Soler y la canción del gran Tony Sánchez-Ohlsson podrá devolver a España un buen puesto que se resiste desde hace bastantes más años de lo que nos gustaría a muchos eurofans patrios. El caso es que no hace falta ser seguidor del certamen para saber que se acerca el festival, ya que la Oficina de Turismo de Azerbaiyán, como ha recogido Eurovisión Noche y Día, ha colocado carteles anunciándolo en pleno centro de Madrid. Esto nunca había pasado en nuestro país, así que hay que agradecérselo a los azeríes, aunque es prácticamente lo único que han hecho que merezca un aplauso.

Sigo sin entender cómo se permite que se celebre allí el Festival: un país que no respeta los Derechos Humanos más básicos, en los que hay una atroz falta de libertades, donde se han expulsado a cientos de personas de sus casas para construir en su lugar un macro-recinto para el evento... Y todo ello sin contar la falta de seguridad que ha obligado a Armenia a retirarse del concurso. El caso es que ya no hay vuelta atrás y será en Bakú el concurso. Yo llegaré a tiempo de ver la primera semifinal si Iberia no me lo chafa, ya que regreso de un viaje al Macizo Central francés pocas horas antes.

Espero que no haya problemas, porque tengo ganas de votar por Jonsi y su maravilloso dúo representando a Islandia. No es mi gran favorita, pero sí la de esa Semifinal, que es en la que podemos votar los españoles. Y no, no sólo me gusta porque Jonsi esté rebueno. La canción me chifla. Pussar och kramar!

Estos días en los que todo el mundo está emocionado con la película Los Vengadores, se me ha venido a la mente este imagen que compartió mi amigo Chema en Facebook. La verdad es que hay que ser muy fanático de los superhéroes para pintarse la piel de verde y disfrazarse de La Masa, aunque no quiero ni imaginarme cómo lo haría para convencer a su madre de que le dejara llevar a cabo semejante trabajo de caracterización, que incluía, además, romper los pantalones (espero que fueran antiguos).

En mi caso, me da que mi madre nunca hubiera aceptado así como así lo de romper ropa y pintarnos el cuerpo de verde. Lo máximo que ella hizo fue ponerme algunas líneas en la cara con carmín cuando me disfracé de indio en Preescolar y, eso sí, matarse a hacer púas de papel pinocho marrón cuando mi hermano decidió ir de erizo a una función del colegio sobre animales. El resto de nuestros disfraces fueron bastante sencillos y no exigieron más que conseguir la ropa: pastor en Navidad, enfermero en un Fin de Curso (bata verde y au), de bolsa de basura en un carnaval... Me da que la madre de Chema también hubiera preferido el disfraz de enfermero... Pussar och kramar!