Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Los Juegos Olímpicos de Londres nos dejaron, como es habitual, un montón de imágenes dignas de recordar. Sobre todo en deportes como la Gimnasia, en la que podemos ver la potencia, la musculatura y la impresionante fuerza física de unos atletas que saben aprovechar su habitual baja estatura para hacer todo tipo de cabriolas. No sólo nos dejan con la boca abierta por sus proezas, sino también por sus cuerpos, ya sea en las sesiones de entrenamiento o en plena competición.

Ha sido una pena que los españoles no se clasificaran para la final por equipos, pero al menos están en la buena senda y el resultado fue el mejor de la historia. Es lamentable que no se apueste claramente por este deporte, sobre todo si luego hay algún gerifalte que pretende que haya medallas sí o sí, e incluso se permita comentar lo decepcionante que ha sido el resultado (aplíquese esto a cualquier deporte minoritario).





Buena parte del interés de los aficionados a los gimnastas se encuentra en la erótica ropa deportiva que lucen éstos durante las competiciones. Sin embargo, gracias a la firma de ropa interior C-IN2, ahora sabemos que no es necesaria tanta malla ni tanto pantalón para conseguir buenos resultados. Como se puede comprobar en el siguiente vídeo, basta un slip de última generación... Pussar och kramar!

4 comentarios

  1. ace76  

    No están mal, pero donde esté un buen piragüista...

  2. Sufur  

    ¿Cuál es tu opinión, como entendido en estas cosas, del gimnasta Danell Leyva? Yo le pondría la máxima puntuación sin duda :-P

  3. Nils  

    Antonio, tu nuevo fetiche te va a costar el matrimonio jejejeje

    Sufur, a mí no me pone, lo veo muy choni, soy más de chicos guapos : )

  4. rickisimus2  

    Vaya, con la pregunta de Sufur. Creo que con estos me pasa como con la comida: como de todo. Hay cosas que me gustan más y otras menos, pero no tiro nada a la basura.

    Además me gusta que hayas puesto el video de nuestro amigo Daniel, aunque no sea gimnasta profesional... ¡qué mono!

    Por cierto ¡cómo están los piragüistas!

Publicar un comentario