Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Cuando te invitan a una cena o a una comida en casa de algún amigo, lo habitual es que lleves el vino o el postre. Sin embargo, estas dos opciones no siempre están exentas de controversias. Con el vino, por ejemplo, suele ocurrir que llegue a una temperatura 'del tiempo', por lo que no esté listo para servir (en el caso de los blancos) o que no todos los comensales quieran tinto y no merezca la pena abrir la botella para una o dos personas. Con el postre, hay quienes se consideran 'poco amantes de lo dulce' y prefieren terminar la cena con un café, o que el ágape sea tan exagerado que se llegue sin hambre y sin ganas, por lo que al final nadie toca el presente.

Así, a mí me gusta optar por una tercera vía, que es más sofisticada y que pocas veces desagrada: la vela de hogar. Además, muchos anfitriones prefieren servir su vino y su postre, por lo que todos contentos, porque tú llevas 'el olor' de la velada. Además, como no se va a consumir, dejas un presente que durará semanas a tu anfitrión.

Las más conocidas, y nada baratas, son las de Acqua di Parma y Dityque, aunque el grado de sofisticación y/o cutrerío dependerá de cada uno. Si queremos darle un toque 'chic', están las velas de Tocca y las complejas de encontrar de Guerlain. Tampoco faltan las rotundas de Castelbel, fabricadas en Portugal, o las de Oliver & Co, realizadas con cera española. Lo que no recomiendo es llevar algunas que venden en supermercados de marca blanca o en Ikea, ya que apenas huelen una vez las enciendes y casi que te obligan a llevar otro obsequio para no quedar mal. Pussar och kramar!


4 comentarios

  1. gratis total  

    Se te han olvidado las de Cire Trudon

  2. Nils  

    No creas, pero es que esas velas son tan tan tan puras y tan tan retro que realmente no las veo como obsequio a casa ajena, sino sólo para consumo propio.

  3. Peritoni  

    Buena idea, me la apunto!
    Ahora habrá que buscar dónde comprarlas...

  4. Peritoni  

    Buena idea, me la apunto!
    Ahora habrá que buscar dónde comprarlas...

Publicar un comentario