Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Los Sims nunca me llamó la atención. Era un juego que se me antojaba complicado, muy lento y que necesitaba de demasiada atención. A mí me gustan más los de plataformas o aquellos en los que juegas diferentes partidas sin necesidad de estar pendiente de si el personaje ha comido, cagado o plantado unas zanahorias en el huerto. Sin embargo, este verano, he caído en la trampa por culpa de una amiga. Me dejó un momento su iPhone para que trasteara y me puse a toquetear su mundo de Los Sims. En qué mal momento. Me entró curiosidad, me piqué y acabé instalándome el juego en el iPad.

Para lo que yo me puedo enganchar a un juego, ni tan mal, porque no paso mucho tiempo jugando, y supongo que cuando empiece a trabajar la cosa irá a menos (que no voy con el iPad a todos lados y éste sólo funciona por wifi, no como mi amiga, que lo tiene en su iPhone), pero aquí me tenéis, plantando sandías y comprando frigoríficos para que tengan de dónde sacar la comida... Es lamentable y hasta me da un poco de vergüenza verme jugando a ello, pero es lo que hay.

Menos mal que hoy me voy a Cercedilla a pasar el día y huiré del calor y de esos personajillos tan necesitados de todo... Pussar och kramar!



1 comentarios

  1. Sufur  

    ¡Hola! Qué me vas a contar... yo he sido adicto a casi todos los juegos habidos y por haber :-)

Publicar un comentario