Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints



Normalmente, cuando pienso en los países que he visitado, tengo una relación extraña con Suiza. No puedo decir que sea un país del que guarde grandes recuerdos. He estado en varias ocasiones. Una de ellas fue especialmente dolorosa: el peor viaje de prensa al que he asistido en mi vida, organizado por una firma de relojes de lujo llamada Breitling. Lo que se suponía que iba a ser una experiencia fantástica se convirtió en un episodio que ojalá logre olvidar. El resto de las veces que he estado no ha pasado nada reseñable, salvo que tenía que ir corriendo de un lado a otro y prácticamente no me enteré de que estaba en Ginebra, que es la ciudad helvética en la que más he estado.

Fue precisamente en ese viaje para olvidar en el que tuve la fortuna de recorrer un poco el país, ya que pude visitar Neuchâtel, algunos pueblos, la estación de tren de Zurich y, sobre todo, una ciudad que me cautivó: Lucerna. No recuerdo un lugar tan bonito en un espacio tan reducido. La suerte quiso que me hospedara en uno de los hoteles más lujosos de la ciudad, con vistas al lago. Imposible olvidar el paisaje con los primeros rayos del día. Es magia lo que hay en el centro histórico y ayer, leyendo un reportaje sobre este pequeño paraíso, me entraron unas ganas locas de volver.

No creo que, si lo cumplo, me hospede en el mismo sitio (no hay dinero para lujos), pero sí podré pasear con calma, recorrer cada rincón, llenar mis pulmones con la majestuosidad de la historia de la ciudad. Es decir, todo lo que no pude en mi anterior visita. Pero eso será, mínimo, en otoño. ¿Alguien se apunta? Pussar och kramar!


3 comentarios

  1. Ladonnabupu  

    si tu invitas, yo me apunto :P

    Besitos!

  2. Sufur  

    Mi visita a Suiza (Lausanne, Ginebra, Berna) fue me-mo-ra-ble ;-)

  3. ace76  

    Por las fotos, tiene muy buena pinta. Aunque he de decir que Suiza no me atrae mucho, la verdad.

Publicar un comentario en la entrada