Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Leo con alegría que la revista 'Yo Dona', el suplemento femenino del diario 'El Mundo', ha facturado el pasado mes de marzo un 16% más que el año pasado durante el mismo periodo. Es decir, que en plena crisis publicitaria endémica, el equipo de dicha publicación ha conseguido todo un logro. Sin duda, en cualquier empresa normal, eso sería motivo de dicha y júbilo. Las cifras no sólo son altas, sino que consiguen convertirse en una quinta parte de los ingresos totales del diario, justificando, de sobra, su continuidad en el mercado.

Sin embargo, Unidad Editorial, el grupo al que pertenece la revista, en vez de celebrarlo como se merece, dando alguna paga extra al equipo, subiendo sueldos, mejorando y ampliando la plantilla, facilitando mejores medios... ha decidido despedir a, al menos, cuatro de sus trabajadores. Efectivamente, 'Yo Dona' es una de las cabeceras implicadas en el ERE que se está llevando a cabo actualmente en mi empresa, en el que justos por pecadores están pagando platos rotos de una gestión nefasta con tintes megalómanos derivados de una televisión que nunca se tuvo que haber fundado y que ha llevado a todos a la ruina, y un diario que no ha sabido reinventarse, sino inflar cargos directivos de todo tipo apoltronando a un altísimo porcentaje de los redactores.

La moraleja, que ya da igual si consigues o no remontar las cifras de negocio, vender más o mejorar la audiencia, que lo único que quieren es despedir como sea para que los altos cargos que no mueven un dedo sigan a gusto en sus sillones. Ahora, yo me pregunto, ¿qué pasará cuando no quede nadie para hacer el trabajo bajo esas condiciones y sueldo, sólo haya becarios y sean ellos los que deban arremangarse? Me pido palomitas y primera fila. Será un espectáculo impagable. Pussar och kramar!

1 comentarios

  1. Di  

    Qué pena todo.

Publicar un comentario en la entrada