Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints


Loreen ha sido justa ganadora de Eurovisión. Que Suecia haya ganado con un 75% de los votos posibles no sólo confirma que la victoria ha sido otorgada unánimemente, sino que echa por tierra, una vez más (y van...), que el vecinismo sea el factor que determina qué países ganan en el festival; especialmente si tenemos en cuenta que Noruega, Dinamarca e Islandia acabaron en los últimos puestos y son tan vecinos como la ganadora. Que sí, que es cierto que por afinidad cultural hay países que siempre se votan, como ocurre entre España y Portugal, pero el hecho de que ningún país repita victoria, que el que gane siempre sea votado por más del 90% de los países o incluso que sea eliminado en semifinales al poco tiempo nos prueba que lo del voto 'comprado' es un consuelo de tontos y un arma de ataque al Festival sin ningún fundamento.

Dicho esto, creo que el de 2013 va a ser un Festival increíble y formidable, porque si alguien sabe hacerlo hoy en Europa, esos son los suecos, que ya preparan un nuevo estadio gigante en Estocolmo que jubilará al Globe Arena de mi corazón.


Hablando de corazón, ayer el mío latió como nunca gracias a Pastora Soler y a la canción que escribió mi querido amigo Tony Sánchez-Ohlsson. Quiero darle a ambos las gracias por lo mucho que me emocioné, por lo que me hicieron sentir, por devolverle la magia a la candidatura de España, a que los eurofans volviéramos a soñar con un buen puesto de verdad. Y aunque se consiguió el objetivo, que era estar en el Top 10, ese décimo puesto es cierto que sabe a poco. Yo también la hubiera colocado en el Top 3, como José María Íñigo, pero creo que un Top 5 o 6 hubiera sido más justo que ese 10. Aunque en Eurovisión las canciones suelen ir a pares y este año fue la preciosa balada de Estonia la que se llevó el premio de los temas intimistas con 'crescendo'. De cierta manera, era el gran 'enemigo' de España y se ve que 'Kuula' gustó más. Se merecieron tan buen puesto, sobre todo tras el descalabro del año pasado, cuando quedaron penúltimas (sí, con los mismos vecinos).

Me da pena que algunas de mis favoritas, como Francia, Islandia o Macedonia no hayan quedado mejor (y el hecho de que España les votara bien a los islandeses me ha gustado mucho). Y Noruega me ha sorprendido que sea última, pero es cierto que la actuación fue pobre y deslucida. Además, como dije antes, en Eurovisión esto va por parejas y el territorio schlager ya era de Suecia, Tooji no tenía posibilidades reales. Quiero pensar que, independientemente del puesto, que no está tampoco nada mal, lo que ha vivido Pastora Soler ha sido tan bueno que no dudará en recomendar a otros cantantes que se presenten a Eurovisión. Tal como está el mercado musical español, la promoción que ha ganado es impensable sin tener que poner una millonada sobre la mesa. Ojalá el año que viene sigamos la estela y llevemos a Estocolmo otra canción y otra artista de la misma valía que este 2012. Pussar och kramar!

3 comentarios

  1. rickisimus2  

    Tienes toda la razón: este año España llevaba una buena canción y una gran intérprete. Este año nos sentimos orgullosos de haber llevado una buena candidatura. Además, creo que la falta de medios que contaron en los periódicos hizo que no hubiera "efectos especiales" (fuegos, humos, etc) que distrajeran de la actuación de Pastora.

    Y para el año que viene no puede haber mejores augurios: organizadora Suecia... promete ser un GRAN espectáculo.

  2. ace76  

    En efecto, yo creo que Pastora Soler puede estar muy satisfecha con su papel. Y tienes toda la razón en que le ha dado semanas y semanas de promoción y presencia en medios a muy bajo precio. Desde luego, para mí ha dejado de ser la chica del "Corazón congelado".

    Y sí, está claro que con una buena canción y un buen artista hay muchas posibilidades de conseguir un buen puesto (aunque no siempre está asegurado, eso está claro).

    De todas formas, tampoco creo que esta "Euphoria" sea una canción especialmente memorable dentro de la historia del festival.

  3. MEG  

    Sólo hay una cosa que no me gustó de la clasificación Top Ten y es que la represenante de Albania quedara por encima de España, porque en armonía vocal, Pastora estuvo muy por encima y, su canción, fue un fiasco.

Publicar un comentario