Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Se acerca Eurovisión y en menos de cuatro semanas sabremos si Pastora Soler y la canción del gran Tony Sánchez-Ohlsson podrá devolver a España un buen puesto que se resiste desde hace bastantes más años de lo que nos gustaría a muchos eurofans patrios. El caso es que no hace falta ser seguidor del certamen para saber que se acerca el festival, ya que la Oficina de Turismo de Azerbaiyán, como ha recogido Eurovisión Noche y Día, ha colocado carteles anunciándolo en pleno centro de Madrid. Esto nunca había pasado en nuestro país, así que hay que agradecérselo a los azeríes, aunque es prácticamente lo único que han hecho que merezca un aplauso.

Sigo sin entender cómo se permite que se celebre allí el Festival: un país que no respeta los Derechos Humanos más básicos, en los que hay una atroz falta de libertades, donde se han expulsado a cientos de personas de sus casas para construir en su lugar un macro-recinto para el evento... Y todo ello sin contar la falta de seguridad que ha obligado a Armenia a retirarse del concurso. El caso es que ya no hay vuelta atrás y será en Bakú el concurso. Yo llegaré a tiempo de ver la primera semifinal si Iberia no me lo chafa, ya que regreso de un viaje al Macizo Central francés pocas horas antes.

Espero que no haya problemas, porque tengo ganas de votar por Jonsi y su maravilloso dúo representando a Islandia. No es mi gran favorita, pero sí la de esa Semifinal, que es en la que podemos votar los españoles. Y no, no sólo me gusta porque Jonsi esté rebueno. La canción me chifla. Pussar och kramar!

2 comentarios

  1. Di  

    ¿Si digo que la canción de Pastora Soler no me gusta dejas de hablarme?

  2. Nils  

    No, puede gustarte o no. Otra cosa es q me digas q estás enganchada y te encanta la de Montenegro.

Publicar un comentario