Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Durante mis vacaciones navideñas aproveché para ver la primera temporada de 'Juego de tronos', una serie de la que había leído muy buenas críticas. Normalmente no soy muy amante de la épica y aunque me fascinan los decorados y el vestuario que se usa en este tipo de historias, no termino de engancharme. Sin embargo, en esta ocasión era diferente. Por casualidad, vi un capítulo suelo en Canal+ y no llevaba ni cinco minutos que ya había visto a uno de los protagonistas mostrando un desnudo frontal bastante interesante y, al poco, un efebo afeitaba el cuerpo a uno de los señores (bastante merendable, por cierto). Vamos, que poco más necesitaba para darle una oportunidad.

Para mi desgracia, creo que vi prácticamente las dos únicas escenas que merecieron la pena. Tras tragarme toda la primera temporada, acabé aburrido, con la sensación de que la historia la iban a liar muchísimo durante la segunda y que ya me podía ir olvidando de más desnudos frontales. Encima, algunas veces hasta me lié con la trama, y no entendía cómo los guionistas mataban personajes con tanta ligereza. Así no había quien se enterara de nada. Menos mal que los más guapos no mueren... (¡uy!, ¡¡spoiler!!).

El caso es que, aunque la historia no me enganchara, reconozco que tiene una de las introducciones más bonitas que jamás se hayan hecho para una serie. La sintonía y las imágenes del mundo imitando un mecanismo de cuerda son, sencillamente, mágicas y hermosas. Cómo será, que hasta Los Simpsons la han imitado... Pussar och kramar!

1 comentarios

  1. ace76  

    Es que como maten a Jon Snow, yo también dejo de ver "Juego de Tronos"!

Publicar un comentario