Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Estos días me está costando encontrar fuerzas para hacer prácticamente cualquier cosa. Me gustaría decir que he perdido la inspiración o que estoy tan ocupado que por eso tengo abandonado el blog, pero no. Sencillamente, no tengo ganas casi ni para levantarme de la cama. Me gustaría ser de otra forma, tener arrojo para tirar de mí mismo y ponerme a hacer lo que sea para salir de este bache pero, como siempre, carezco de fuerza de voluntad. O quizás no, quizás esté ahí, pero no sé cómo hacerla salir. El caso es que hace algunas semanas estaba dispuesto a grandes cambios en mi vida, a afrontar cosas que nunca hasta la fecha había imaginado que me pondría a hacer de verdad. Al truncarse todo, no sé si por un mes o dos, como parece, o por más tiempo, como no me gustaría que fuera al final, he tirado todo por la borda sin remedio y sin marcha atrás.

Creo que escribo esta entrada no como grito de auxilio, sino para poder reflejar el patetismo que siento ahora que me rodea en algo que me provoque tanta vergüenza que, aunque sea por pudor, me haga reaccionar. No lo tengo muy claro. He prometido una crítica de un hotel a un amigo para su revista este fin de semana. Hacía semanas que no le mandaba nada y, aunque no tengo por qué, me gusta colaborar de vez en cuando con él. Le he mandado un mensaje de que el sábado como muy tarde la tendrá en su correo. Espero que así sea. Me han caído del caballo, pero no quiero ser yo el que ayude con obstáculos en el camino. Pussar och kramar!