Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

El éxito de la campaña publicitaria de D&G ha ido en detrimento de la que, hasta que apareció ese modelazo por las calles, estaba en todos lados: la de Rodilla. La cadena de sándwiches ha creado un nuevo sabor: el de bacon carbonara, y tenía medio Madrid empapelado con sus anuncios. Cómo sería la cosa que uno, que de por sí es fácil para ser influenciado por la publicidad de alimentos calóricos, no tenía otra cosa en la cabeza que probarlo.

Antes de continuar, he de decir que no soy fan de Rodilla. No es que no me gusten sus productos, al contrario, hay algunos que están muy ricos y son muy originales, pero me echa mucho para atrás su precio. Me parece un auténtico timo que por una rebanada de pan de molde sin corteza cortada por la mitad y con un poco de relleno te cobren más de 1€ (incluso a veces casi 2€). No veo la relación de la cantidad con lo que cuesta y no quiero llenar los bolsillos de una empresa que marca unas ganancias sobre el precio de fabricación tan elevados. Es un margen abusivo y ese dinero no revierte en los empleados, ni mucho menos.

Dicho esto, he de decir que el nuevo sabor me decepcionó un poco cuando lo probé frío. Eso sí, se me ocurrió meterlo en la sandwichera de casa y probarlo caliente. Fue una gran idea porque pasó a convertirse en un bocado delicioso. Moraleja: que si te lo pueden calentar, te lo pidas; y si no, te pides el de jamón serrano que está muy rico. Pussar och kramar!

PD: Por cierto, que ayer los de Rodilla nos mandaron a la redacción una bolsa llena de sándwiches que fueron devorados con ganas porque tuvieron el acierto de hacerla llegar justo a la 1 de la tarde, cuando más hambrientos solemos estar. Luego, a la hora de la comida en sí, nos costó terminar el tupper. Y yo llevaba garbanzos con habas, no digo más.

1 comentarios

  1. ace76  

    Yo también fui a probarlo con muchas ganas... hasta que descubrí que llevaba setas. :-(

Publicar un comentario