Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Cuando un medio de comunicación quiere que ser distribuido en la Apple Store, éste debe ser consciente de que pone su línea editorial en manos de la compañía de la manzana. Suena duro, pero así es. Todas y cada una de las revistas, número por número, son revisados como una especie de tribunal de la Inquisición en busca de imcompatibilidades con la línea de negocio de Apple, permitiéndose la empresa rechazar la inclusión de un ejemplar determinado de una publicación en sus quioscos de pago, como le ha ocurrido a Muy Interesante. La revista publicó en su última portada la foto de un señor desnudo como reclamo de un reportaje sobre penes. El caso es que en la Apple Store se cataloga a esta publicación como para mayores de 14 años, y entiende que esa portada no se ajusta a esa clasificación, por lo que no la ha aprobado.

Este tipo de censura marca un debate un tanto extraño. Por un lado, es complicado entender que un medio de comunicación no sea libre de hacer lo que quiera con su portada o sus contenidos interiores, pero también es cierto que Apple es una empresa privada que pone su plataforma a disposición de quien quiera, a cambio de hacer negocio con ello. ¿Es justo que pida censura previa? En principio, no. Al igual que en un blog se regulan los comentarios, ellos pueden decidir perfectamente qué entra y qué no en su tienda, así como nadie está obligado a estar en ella si no quiere.

El problema es que muchas de estas revistas sólo se pueden conseguir a través de iTunes y ahí es donde radica el problema. Debería haber más plataformas que, al igual que ocurre con las canciones, pongan a disposición de los usuarios las versiones multimedia adaptadas para tablets. Por ahora, se limitan a pdf y poco más. Lo único que se consigue con ese atraso es encumbrar aún más la cuenta de resultados de Apple y, de paso, tener que pasar por el yugo de su censura. Más que nunca, los herederos de Jobs dicen aquello de 'es mi blog y me lo follo como quiero'. Pussar och kramar!

3 comentarios

  1. lsg  

    Esto no es más que otra muestra más de la moralina estadounidense, sucede algo parecido con youtube, en que los vídeos con dos tíos besándose son calificados como para nayores de 18, y debe registrarse uno para poder verlos, aunque no ocurra nada más, cosa que no pasa con uno hetero. No sé si será lo mismo con todos estos vídeos pero a mí ya me ha pasado con varios.

  2. Nils  

    Efectivamente. Vivimos en uno de los países más permisivos del mundo en esos temas y normal que no entendamos cómo los demás pueden permitir esas censuras.

  3. rickisimus2  

    La libertad la entienden como libertad para hacer lo que quieras pero también a que el dueño de una empresa pueda hacer en ella lo que quiera.

Publicar un comentario