Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Me ha entristecido mucho el cierre de Spanair. Es cierto que apenas he volado en ella, pero tenía algo por lo que siempre me resultó simpática. Supongo que sería por su asociación con SAS, pero también porque ofrecía destinos diferentes, además de Escandinavia. De repente, nos hemos convertido en un país de tercera en conexiones europeas, ya que hemos perdido la única aerolínea que nos conectaba directamente, por ejemplo, con Belgrado, Zagreb y otras muchas ciudades. Ahora tendremos que hacer lo que no hacen checos o polacos: hacer escalas para ir a la gran mayoría de capitales europeas. Si no tuviéramos ya bastante con los aeropuertos fantasma...

Porque sí, es famoso el caso de Castellón, pero ahora con el cierre de Spanair, ¿qué pasa con la T1 de El Prat? Es cierto que no era la única compañía que utilizaba esas instalaciones estrenadas hace poco pero prácticamente se crearon para que fuera el nodo central de operaciones de la aerolínea ahora desaparecida. Si ya con ésta era un edificio enorme e infrautilizado, ¿qué pasará ahora? ¿Cerrarán media terminal para que no esté todo disperso y desierto? Y todo ello sin olvidar que las antiguas terminales también se quedaron muy vacías con la inauguración de la T1, cuya necesidad me parece, cuanto menos, cuestionable.

En materia de infraestructuras aéreas, este país es de chiste. ¿Cómo se entiende que en el entorno de un aeropuerto como el de Bilbao haya otros cinco aeródromos (Vitoria, Logroño, Pamplona, San Sebastián y Santander)? ¿En serio se creen que esta fórmula de 'aeropuertos para todos' puede resultar rentable, máxima sin apenas aerolíneas nacionales? ¿Y qué me dicen de Galicia? ¿En serio esa comunidad mueve tanto pasajero como para que tengan que funcionar a la vez Vigo, Santiago de Compostela y La Coruña? Por no hablar de Cataluña, que ya es el despiporre con Reús, Gerona, Lérida-Pirineos... o Andalucía, donde la distancia entre los aeródromos de Sevilla y Jerez o el de Granada y Málaga es ridícula. ¿Y lo de los aeropuertos de Valladolid, Ciudad Real, Badajoz y León? ¿En serio?

Lo más lamentable es que la alternativa: el tren, se ha hecho igual de mal, en tanto que sólo se ha potenciado el AVE y no los regionales, por lo que el propio Estado impide el desplazamiento a precios asequibles a los ciudadanos. El bloguero Isidro Barqueros ha analizado con acierto la vergüenza de lo caro que es el tren en un post más que recomendable (gracias, Fernando, por compartirlo). El caso es que ahora, sin trenes regionales y con apenas dos vuelos por aeropuerto no principal, desplazarse va a ser cosa de ricachones... salvo que lo hagas en bus (y no siempre, que menudos precios si vas de Madrid para arriba...). En fin, porca miseria. Pussar och kramar!

1 comentarios

  1. rickisimus2  

    Me da mucha pena. He viajado muchísimas veces en Spanair porque tenía muy buenos horarios y muy buenos precios cuando vivía en Gran Canaria.

    En general, me encontré con gente amable y muy profesional. Una pena.

Publicar un comentario