Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

El domingo me sentí un poco estafado con mi mesa electoral. Resulta que era una de esas en las que había un ordenador, donde se iban marcando las personas que votábamos, por lo que el hecho en sí de votar duró unos cinco segundos. A ver, no es que quiera estar cinco minutos delante de las urnas, pero tardé más en conseguir despegar la papeleta del Senado del taco gigante que lo que estuve luego como 'prota' de la gran fiesta de la democracia de esos dos grandes partidos que tenemos (yo es que sigo pensando que la democracia real es la de 'un ciudadano, un voto con el mismo valor en toda España'). Ni se dijo mi nombre en alto, ni dos personas lo apuntaban en unas hojas con una cuadrícula, si supe el número de elector que me tocó en mi mesa ni nada de nada. Vamos, una estafa; y todo por culpa de informatizar el sistema.

¿Tanto les costaba hacer un poco de paripé? En plan pasar mi DNI por un lector, coger el chip y pedirme la clave o algo así. Ya puestos, para eso, mejor voto desde casa, que tengo el aparatito ese que lee el carné, con el logo del Ayuntamiento de Vigo (sí, regalo de una insider, que mira que se puso complicado lo de conseguir un aparatejo de esos).

4 comentarios

  1. Sufur  

    Yo, sin embargo, sí que pude disfrutar de una pequeña y tradicional cola de señoronas santanderinas con collar de perlas (falsas) esperando para votar al PP como Dios manda... ¡ah, las fermosas tradiciones!

  2. Ladonnabupu  

    Menuda mierda de votación. Yo hasta pregunto por la participación, con ordenador no hay nada :(

  3. gratis total  

    Tener amigos insiders, el nuevo negro.

  4. Di  

    Yo solo diré que en mi mesa no ganó el PP. Me mola mi barrio.

Publicar un comentario