Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Soy poco amante del tenis. De hecho, nunca he jugado y me he limitado, en todo caso, a lanzar algunas bolas mientras amigos míos que sí que lo jugaban se encontraban descansando. Mi padre tenía una raqueta de las antiguas, de esas de los años 70, que era muy bonita, y me gustaba tenerla en la mano, curiosear sus cuerdas, notar la suavidad del cuero y la madera; pero no me llamaba la atención utilizarla. Recuerdo con una sonrisa el día que el sobrino de un vecino me llamó para jugar al tenis, que el pobre se aburría y le apetecía hacer algo. Le mandé a paseo. Pobre.

No sé qué habría que hacer para convencerme y que me animara a jugar un poco. ¿Un pago en millones? ¿Quizás un cobro en carne?; y no sólo me refiero a un buen chuletón. ¿La paz mundial a cambio de un par de sets? Lo que sí que tengo claro es que no hay nada en el mundo que pudiera conseguir que yo jugara ese partido en la pista-helipuerto del Burj Al-Arab. ¡Qué miedito! Pussar och kramar!

4 comentarios

  1. Sufur  

    Pues no te gustará el tenis, pero tengo entendido que Djokovic te pone lo suyo...

  2. Nils  

    Me temo que te han informado mal jejeje no me mola el serbio para nada.

  3. Peritoni  

    Ay qué vértigo!
    Menos mal que parece un trucaje...

  4. Nils  

    No, Peritoni, no es un truco. Son Agassi y Federer jugando.

Publicar un comentario