Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Tras proponerlo el rubio, decidimos a principios de año irnos de vacaciones de verano al Cáucaso, concretamente a Armenia. Luego, avatares del destino, el plan inicial se convirtió en una ruta por ese país y su vecina Georgia, por lo que dentro de pocas semanas estaremos estampando no uno, sino dos sellos en el pasaporte. Todo lo hemos tramitado a través de una agencia de viajes de Armenia que conocí en Fitur y la verdad es que el trato ha sido atento, aunque el precio no lo bajo que presumíamos en un primer momento. El vuelo, que es lo único que hemos pagado por ahora, será vía Praga, por lo que entre una cosa y otra tardaremos unas 15 horas en llegar a nuestro destino, Yerevan, así como la salida desde Tblisi hacia Madrid.

Reconozco que tengo muchas ganas de hacer este viaje, aunque no fuera una propuesta mía, ya que estos meses he podido investigar sobre ambos países y creo que tienen mucho que ofrecer a dos viajeros experimentados. Lo malo, cómo no, las infraestructuras, viejas y poco acondicionadas, pero nos las hemos arreglado para que la agencia consiga buenos alojamientos, guías privados en español y unas rutas interesantes (de lo que no nos libraremos será de ver templos de todo tipo, pero en cuanto a arqueología y arquitectura, es lo más interesante).

Habrá maravillas naturales (debe ser fascinante ver el Caúcaso y sus cumbres nevadas, aunque el Elbrus ni lo intuiremos) y también tiempo para la historia reciente, sobre todo la de la URSS. Por ejemplo, en Georgia estaremos en el pueblo en el que nació Stalin y todo allí gira en torno a la figura del dictador. También será interesante ver qué queda en ambos países de la época soviética, así como desenvolvernos con los carteles en alfabetos tan complicados como el armenio o el georgiano. Me temo que el rubio tendrá que sacar sus conocimientos de ruso y menos mal que tendremos guías en todo momento. ¡Como para pedir unos sellos!

Eso sí, el viaje es Top Secret para mis padres, ya que no pueden evitar preocuparse y esa región no está precisamente 'pacificada'. Entre pitos y flautas, hay que eludir hasta siete zonas: Osetia del Sur, Abjasia, fronteras de Armenia con Turquía, Irán y Azerbaiyán, Nagorno Karabaj y las fronteras de Georgia con Chechenia y Daguestán. Vamos, como para olvidarse del mapa en Madrid... Aún así, fijo que será una experiencia increíble y sin dramas que reseñar. Pussar och kramar!

3 comentarios

  1. gratis total  

    Te lo dije ayer, mientras estábamos entre copas con Clive Owen, te veo como Lady Di!!

  2. Ladonnabupu  

    Una amiga estuvo trabajando en Tblisi, volvió enamorada :D (del país, quiero decir)

  3. ace76  

    Va a ser toda una aventura, ya verás. Fotos a la vuelta!

Publicar un comentario en la entrada