Archives

El rey de la casa


WorldKnown

WorldKnown

Galería de arte

buy posters and art prints

Me parecen patéticos los que esgrimen frases del tipo "yo tengo muchos amigos gays", como si eso bastara para dar por hecho que uno no es homófobo. Sin ir más lejos, tomando un ejemplo paralelo, no creo que no exista nadie que no tenga un amigo gordo ¡y vaya si hay gordofobia en el mundo!, incluso entre los propios gordos. No es mi intención hacer ahora un alegato de que un gordo también puede ser sexy, porque ya hay blogs sobre eso y tampoco viene al caso. Estos días ando un poco indignado con lo que está llamado a ser 'la nueva sensación del pop coreano'.

Estamos acostumbrados a que los grupos femeninos que salen en ese país estén compuestos siempre por más de media docena de chicas muy blancas, extremadamente delgadas, con el pelo teñido y bailando coreografías en las que no faltan poses de Lolitas zorronas. Sin embargo, acaba de aparecer en ese mercado un trío de féminas que no terminan de ajustarse a los cánones físicos establecidos (a cambio, presentan voces potentes y no hilillos de voz como ocurre con otros grupos). El problema es su nombre: las Piggy Dolls.

¿En serio no había un nombre más denigrante? ¿Era necesario incluir la palabra 'cerditas' porque las chicas están gordas? ¡Si incluso en su vídeo de presentación se las ve poniéndose hasta el culo de pizzas! No es la primera vez que ocurre algo así en el mundo de la música (algunos recordarán al grupo mexicano Curvas peligrosas), pero creo que esta vez han rozado bastante el mal gusto. Ya se les ve gordas, no se avergüenzan de ello, en tanto que están de acuerdo en llevar una profesión pública adelante, ¿cerdas? ¿No había otro nombre para un grupo de tres chicas con un sonido R&B que mezcla rock y pop con bastante buen criterio?

Su primer single, 'Trend', es una canción bastante chula que, desgraciadamente, en vez de ser de lo que se hable en los foros, ha tenido que ceder protagonismo al tema de los kilos de más de las cantantes, ya sea a favor o en contra. Yo creo que ése no es el camino. Si te gusta la música, te debería dar igual el físico del cantante, sólo te fijas en su voz. Pussar och kramar!

3 comentarios

  1. Ángel  

    A lo mejor no tiene nada que ver y el nombre es porque no se lavan con frecuencia.

  2. gratis total  

    son unas cerdas, pero en el sentido higiene, seguro

  3. Nils  

    Ángel y Raquel, yo tengo a los coreanos por gente muy limpia, pero quién sabe jejeje no había pensado en ese sentido de la palabra... de todos modos, prefiero seguir su música más que sus kilos o su higiene : P

Publicar un comentario